28-09-2019 / 17:29 h EFE

La alemana Tamara Korpatsch, finalista de la cuarta edición del torneo ITF Ciudad de Valencia, dijo a EFE que este domingo le espera "un partido muy difícil" ante la rusa Varvara Gracheva, aunque se mostró confiada en ganar el título.

"Peloteé con Gracheva hace dos días y he visto algo de su semifinal, en la que ha ganado muy fácil a Bara. Será un partido muy difícil y también es una jugadora muy joven. La táctica para mañana es 'top secret' -señaló entre risas- pero voy a dar lo mejor de mí y a ver si puedo ganar el título".

La jugadora de Hamburgo, que reconoció que la tierra batida es su superficie favorita, se deshizo en semifinales de la gran sensación del torneo, la ucraniana de 17 años Marta Kostyuk, por 7-2 y 6-2, en un partido en el que Korpatsch reconoció que le funcionó a la perfección la táctica que habían preparado.

"Kostyuk es una jugadora muy joven, sabía que era un partido complicado, porque la vi jugar contra Arantxa Rus, que es un jugadora difícil de ganar. Le he jugado con muchas bolas liftadas. Había hablado la táctica con mi entrenador y todo ha funcionado muy bien y ha salido tal y como hablamos", explicó.

A pesar del importante triunfo, apenas emergió una mueca cuando ganó el partido, en consonancia con su tranquilidad en la pista y el control de partido que ejerce. "La alegría va por dentro, pero aún no he ganado, si gano la final seguro que lo celebraré", aseguró.

La jugadora germana ha preparado a conciencia el torneo de Valencia, en el cual participa por primera vez, ya que está en la ciudad desde el pasado viernes, realizando intensos entrenamientos hasta que comenzó la competición.

Valencia será el último torneo ITF que disputará este año, ya que a continuación afrontará dos torneos WTA, en Linz y Luxemburgo. "Este tipo de torneos son muy importantes para poder sumar puntos y los necesito porque quiero acabar entre las cien primeras y poder entrar en el cuadro principal del Abierto de Australia", apuntó.

"El tenis es un deporte caro, de momento cubro costes, pero económicamente es importante poder entrar en los Grand Slam". agregó.

La tenista de 24 años tiene a su padre como entrenador y viaja también con su madre, su "apoyo emocional", aunque recordó con nostalgia los comienzos de su carrera cuando viajaba también con sus hermanos y todos se desplazaban en una autocaravana de torneo en torneo.

"Antes viajábamos todos, comía comida casera y jugaba con mis hermanos, fue una época muy bonita, era muy divertido y duró hasta 2016. Luego ya participaba en muchos más torneos y no podíamos ir en la caravana y empezamos a hospedarnos en hoteles", relató.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD