27-09-2019 / 19:20 h EFE

La magistratura de Huesca ha reclamado este viernes ampliar la planta judicial de la provincia ante el déficit de jueces actual, así como una mejor formación de todos los actores implicados en la transformación digital de la Justicia tras la implantación del sistema Avantius.

Así lo ha asegurado el presidente de la Audiencia de Huesca, Santiago Serena, en su discurso con motivo de la celebración de la apertura del año judicial en la provincia altoaragonesa, a la que han asistido numerosos responsables políticos, institucionales, militares y eclesiásticos.

Serena ha destacado que la justicia española se encuentra "muy lejos" de la ratio de jueces por cada cien mil habitantes, una situación que se ve, además, agravada por el incremento del trabajo de los tribunales y, en el caso de Huesca, por la existencia de una audiencia mixta que se encarga de asuntos tanto civiles como penales.

El magistrado se ha servido de un símil deportivo para explicar que en estas audiencias mixtas "son como si el VAR de los arbitrajes de fútbol tuvieran que encargarse al mismo tiempo de partidos de baloncesto".

Una situación, ha añadido, que exige un gran esfuerzo de los jueces de estos órganos mixtos al tener que estar al día en cuanto a leyes y jurisprudencia tanto del país como europea para su integración en las resoluciones.

También se ha referido a la zozobra que supuso en 2018 la transición del sistema Minerva al Avantius, con un despliegue rápido que y una adaptación que, ha resaltado, "no ha resultado fácil, al menos para muchos que estábamos acostumbrados al lápiz y al papel".

A su juicio, "queda mucho por andar en la transformación digital de la justicia, y consideramos necesaria una mejor formación de todos los actores implicados por parte de la Dirección General de Justicia" del Gobierno aragonés.

En su intervención, Serena se ha referido al incremento del número asuntos entrados en la Audiencia de Huesca en 2018, un total de 1.090, un 12 % más que en el ejercicio anterior, y al descenso, por contra, del 14 % en la cifra de asuntos resueltos.

Una disminución que ha atribuido a la interrupción del ritmo de trabajo que supuso la implantación del sistema Avantius, a la supresión en 2018 de la figura de un magistrado suplente de apoyo y al descenso del número de asuntos por cláusulas suelo.

Serena ha rechazado que la justicia altoaragonesa se encuentre "bajo mínimos", pero ha recordado al tiempo que "el número de jueces es el mismo a pesar de que han aumentado las exigencias.

El magistrado no ha querido precisar cuanto jueces serían necesarios en la provincia altoaragonesa para optimizar el trabajo, ya que, ha subrayado, "primero sería la reorganización y luego la creación de plazas".

Por su parte, el fiscal jefe de Huesca, Juan Baratech, ha resaltado la labor desarrollada por el ministerio público para el desarrollo de sus funciones, entre las que ha destacado la necesidad de "no retroceder" en el empeño de instar a la sociedad y a las instituciones a "acatar, cumplir y ejecutar" las resoluciones judiciales.

Sobre el nuevo modelo penal, ha considerado que sería "exigible" una nueva regulación de las privaciones cautelares de libertad, detención o prisión provisional y un sistema de control de plazos procesales, realista, objetivo, equilibrado, claro y concreto".

Ha expresado, además, su preocupación ante el incremento de los delitos en el país de los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación social, una actividad "en constante e imparable expansión", y el aumento de la delincuencia informática.

Baratech se ha referido a la proliferación de las plantaciones clandestinas de marihuana, un negocio, ha añadido, "totalmente implantado" en la provincia altoaragonesa, cuya difícil orografía sumada al proceso de despoblación favorecen esta actividad ilegal.

Ha reclamado, por otra parte, la incorporación de la perspectiva de género en la administración de justicia a la hora de hacer frente a la violencia de género y a los delitos sexuales, así como la necesidad de "mantener e implementar, en su caso, un reproche penal agravado de la violencia de género".

También ha defendido la petición hecha desde la Fiscalía de Huesca de la pena de prisión permanente revisable para el presunto asesino de la niña Naiara, un caso, ha añadido, en que los motivos de su aplicación "resultan obvios".

En declaraciones a los medios, Baratech ha reconocido que el juicio por el asesinato de esta niña se retrasará previsiblemente hasta la próxima primavera debido a la necesidad de cumplir con el trámite de calificación de los hechos por partes de las defensas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD