27-09-2019 / 15:50 h EFE

El alcalde de València, Joan Ribó, ha expresado este viernes su malestar por cómo se ha llevado a cabo la demolición del Forn de Barraca, ha subrayado que "no era necesario" y ha reiterado su postura en favor de "ampliar la entrada y no la salida" de la V-21: "Con esto era suficiente", ha defendido.

El proceso de demolición de Forn de Barraca se enmarca en las obras de ampliación de la V-21, un proyecto que se ha retomado esta mañana y que ha producido un enfrentamiento entre los agentes de seguridad y las personas que se oponen a la desaparición de este inmueble, según ha indicado el Ayuntamiento en un comunicado.

"Desde un inicio nos hemos opuesto a la ampliación de la V-21 en la salida de València, porque si bien es cierto que en la entrada a la ciudad se forman atascos, en la salida no los hay", ha explicado el alcalde a su salida de la reunión del consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Valencia.

Ribó ha recordado que el equipo de gobierno municipal ya planteó esta cuestión en su momento ante el Ministerio de Fomento, que es el promotor de este proyecto: "Propusimos una alternativa que conseguía salvar hasta el 60 % del ámbito de huerta que quedará arrasada con el proyecto del Ministerio para ampliar la autovía", ha señalado.

"Desde el primer día hemos sido bien claros en el Ayuntamiento y no nos hemos quedado de brazos cruzados", ha asegurado el alcalde, quien ha valorado que gracias a ello se ha logrado reducir el impacto.

"Pero sigue siendo un impacto importante -ha matizado- y yo deploro los hechos de hoy, que no me parecen en absoluto positivos".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2020
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD