27-09-2019 / 15:19 h EFE

Un estudio realizado por expertos de varias universidades y hospitales descartado la sordera de ‘Agamenón’, como se conoce al 'Cráneo 4’ de los yacimientos de Atapuerca, que se creía que representaba el caso más antiguo de sordera conocido, ha informado en nota de prensa el Museo de la Evolución Humana.

La investigación, publicada en la revista ‘Journal of Human Evolution’, determina que la patología de los conductos auditivos del individuo no fue tan grave como para afectar a su audición y que oía tan bien como el resto de individuos sanos de la Sima de los Huesos.

El ‘Cráneo 4’, de 430.000 años de antigüedad y que permanece expuesto en el Museo de la Evolución Humana, fue apodado ‘Agamenón’ por sus descubridores y es uno de los ejemplares más completos que se conocen en Europa de esa cronología.

El estudio ha sido realizado por un equipo internacional de científicos, encabezado por Mercedes Conde-Valverde, investigadora de la Cátedra de Otoacústica Evolutiva y Paleoantropología de HM Hospitales y la Universidad de Alcalá.

Los conductos auditivos derecho e izquierdo en este individuo muestran la presencia de recrecimientos óseos patológicos que bloquean parcialmente dichos conductos.

Patologías similares se han documentado en neandertales en toda Europa y Oriente Medio y también se encuentran con frecuencia en esqueletos arqueológicos de períodos mucho más recientes.

Aunque la razón precisa de la formación de esta patología en humanos vivos no está clara, a menudo se ha asociado con la exposición repetida al agua fría.

Cuando se estudió este cráneo por primera vez, en 1997, se llegó a la conclusión de que la patología que sufría había llegado a cerrar por completo ambos conductos auditivos y que, en consecuencia, el individuo padeció de sordera.

Era el primer caso conocido de sordera en el registro fósil, aunque los avances en las técnicas de tomografía computerizada han permitido realizar nuevos estudios a partir de modelos tridimensionales del oído.

Por otra parte, los investigadores del equipo de Atapuerca han desarrollado una nueva metodología que permite establecer las capacidades auditivas de un ejemplar a partir de la obtención de medidas en los modelos tridimensionales y su inclusión en un modelo biofísico diseñado en el campo de la ingeniería de las telecomunicaciones.

Esta metodología fue aplicada con anterioridad a otros ejemplares sanos de la Sima de los Huesos encontrando que sus capacidades auditivas eran muy parecidas a las de la humanidad actual y claramente distintas de las de los chimpancés.

Los investigadores decidieron aplicar estos avances al ‘Cráneo 4’ y determinar con exactitud el alcance de su pretendida sordera, aunque la conclusión ha sido que oía tan bien como sus congéneres encontrados también en la Sima de los Huesos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD