24-09-2019 / 18:50 h EFE

La Fiscalía de Sevilla ha elevado a 90 años y 6 meses de cárcel la petición de condena para el joven acusado de abusar sexualmente y corromper a trece menores en Villanueva del Ariscal (Sevilla) entre 2016 y 2017, mientras que su abogado ha pedido la absolución basándose en su escasa madurez.

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla ha dejado este martes visto para sentencia el juicio contra R.B.B., de 22 años en el momento de los hechos, para quien la Fiscalía solicitaba al principio 63 años y 6 meses de cárcel por abusar de seis menores y corromper a siete manteniendo contactos sexuales o pidiéndoles fotos de sus partes íntimas a cambio de dinero.

El Ministerio Público pedía 27 años de cárcel por tres delitos de abuso sexual a menores de 16 años con acceso carnal y 12 años por otros tres delitos de abusos, así como 24 años y 6 meses por siete delitos de corrupción de menores.

En sus conclusiones, la fiscal ha elevado la petición de pena de 9 a 11 años en el caso de dos de las tres presuntas víctimas de abuso del primer grupo y de 4 a 5 en dos de los tres casos del segundo grupo.

Además, ha ampliado la imputación del delito de corrupción de menores a todos los casos, trece en total, y en uno de ellos ha subido de 3 años y 6 meses a 3 años y 9 meses.

El abogado de R.B.B., por su parte, ha interesado la aplicación del artículo 183 quater del Código Penal, que establece que "el consentimiento libre del menor de 16 años excluirá la responsabilidad penal (...) cuando el autor sea una persona próxima al menor por edad y grado de desarrollo o madurez".

En este sentido, además de reiterar que los contactos fueron consentidos, la defensa ha aportado en la última sesión el testimonio de un perito que ha ratificado un informe de la unidad de salud mental de Sanlúcar la Mayor, fechado en 2014, en el que se describe el "coeficiente intelectual límite" del acusado.

Además, el letrado de R.B.B. ha insistido en que dos de los tres menores incluidos en el grupo más grave del abuso sexual tenían más de 16 años cuando ocurrieron los hechos, entre 2016 y 2017.

En su declaración ante el tribunal, R.B.B. aseguró que los menores le pidieron dinero y él, "como buena persona", les daba "dos o tres euros", y también reconoció que hubo algunos "tocamientos leves", así como que algunas de las presuntas víctimas le mandaron "fotos de contenido sexual", pero sin que él se las exigiese.

En cuanto a los menores, confirmaron ante el juez que el encausado les ofreció y dio dinero a cambio de contactos sexuales o fotografías íntimas y todos excepto uno coincidieron en que R.B.B., al que conocían de verlo en el bar donde trabajaba o en el campo de fútbol, sabía o debía de saber sus edades.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD