19-09-2019 / 14:20 h EFE

El perfil mayoritario entre los profesionales del sector de la discapacidad en la región es el de mujeres, de entre 31 y 45 años, que desempeñan tareas de cuidadora en los servicios de Centro de Día, Centro de Ocupación y Residencia, según el informe sobre "Riesgos Psicosociales en entidades de Plena Inclusión Extremadura 2018".

Este estudio, elaborado por la psicóloga sanitaria María Victoria Mateo, analiza las condiciones presentes en las relaciones laborales de este sector que tienen que ver con la organización del trabajo, el contenido, la realización de las tareas y el entorno social, y son susceptibles de dañar al trabajador, tanto física como psicológicamente.

Para ello, se han evaluado los riesgos psicosociales en entidades mancomunadas de Plena Inclusión Extremadura a través de encuestas a 256 profesionales, de los cuales el 75,8 % son mujeres y el 24,2 hombres.

En cuanto a las condiciones de trabajo, casi la mitad de los encuestados (44,4%) posee una antigüedad de 10 años, la mayor parte contratados como empleados fijos en jornadas de entre 36 y 40 horas con salarios que varían entre los 750 y 1.200 euros y el 31,8 por ciento cree que el personal de su departamento es insuficiente.

Según determina el estudio, los puestos más afectados por riesgos psicosociales son los relacionados con educación como profesores, maestros y docentes, y los técnicos, trabajadores sociales, orientadores, educadores o pedagogos, debido a su implicación directa con las personas discapacitadas.

Entre los principales riesgos a los que se exponen estos profesionales destaca el ritmo de trabajo, ya que el 78% asegura que el tiempo del que dispone para realizar sus tareas supone un factor desfavorables para la salud.

Otro aspecto que influye en los trabajadores del sector de la discapacidad es la exigencia emocional, "el esfuerzo por no involucrarse con las personas con las que trabaja ya sean discapacitados o compañeros", ya que más de la mitad (52,8%) mantiene que su trabajo le afecta emocionalmente "en gran medida", especialmente en puestos de administración y educación.

A ello se suma el problema de la doble presencia, ya que el 54,4% reconoce ser el principal responsable y realizar la mayoría de las tareas del hogar, "un hecho que dificulta compaginar el ámbito laboral y doméstico y disminuye las posibilidades de conciliación".

Además, la mitad de los trabajadores opina que no recibe información con suficiente antelación sobre decisiones, cambios o proyectos relacionados con sus tareas.

Los datos obtenidos en este estudio también reflejan la preocupación de los profesionales ante futuros cambios no deseados en las condiciones laborales como variaciones en el servicio, horarios, jornadas o salarios, puesto que el 56,2% confiesa sentirse en situación de "inseguridad".

No obstante, más del 80% asegura tener un buen ambiente de trabajo con sus compañeros y el 94,8% se siente comprometido con su profesión.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD