18-09-2019 / 18:59 h EFE

El Ayuntamiento de Vidreres ha decidido, tras valorar todas las opciones con la entidad que organiza el "correbous" y el Grupo Animalista, convocar antes de la próxima primavera un proceso participativo para saber cuántos de sus vecinos quieren que se mantenga este encierro.

Si los vecinos de este municipio de poco más de 8.300 habitantes deciden abolir el "correbous" esta fiesta se abolirá y si deciden que debe continuar se buscará la manera más segura de hacerlo.

El Ayuntamiento de Vidreres ha emitido este miércoles un comunicado, después que el pasado día 1 un encierro finalizó con 19 personas heridas al escaparse un toro de la plaza.

Con relación a este accidente, ayer por la tarde el equipo de gobierno se reunió con la entidad que organiza el evento y con el grupo Animalista de Vidreres.

El objetivo del encuentro era “analizar y sacar las oportunas conclusiones respecto a los incidentes del 'correbous' y, sobre todo y por otra parte, poner sobre la mesa el futuro de esta actividad en el municipio”.

El consistorio asegura que ha escuchado las propuestas de todas las partes y, finalmente, ha llegado a la conclusión de que “la mejor opción es realizar una consulta popular al pueblo, como se ha llevado a cabo en otros municipios catalanes”.

El alcalde de Vidreres, Jordi Camps, sostiene: “Cada una de las partes defiende su posición y es muy lícito, por ello hemos decidido hacer la consulta a los vecinos”.

Ha explicado que mantienen contactos con la Generalitat para asesorase sobre la mejor opción para hacer la consulta, con urnas, digitalmente o de alguna otra forma y cuando opten por una opción, "todos los empadronados podrán votar”.

Sea cual sea el resultado, reza el comunicado municipal, “la voluntad firme del Ayuntamiento es evitar que se vuelvan a repetir incidentes de riesgo y pánico como el del pasado 1 de septiembre”.

“Si el pueblo pide abolir los encierros se hará, y si el pueblo pide continuidad se pondrá sobre la mesa el planteamiento de la actividad con el fin de hacerla más segura”, sostiene.

Los hechos ocurrieron hacia las 19.35 horas del pasado domingo 1 de septiembre, en el marco de las fiestas de la localidad, cuando un toro logró saltar las vallas de la plaza preparada para el encierro y alcanzó los pasillos donde se encontraba el público, provocando los heridos y muchas escenas de pánico que fueron grabadas en vídeos y difundidos en las redes sociales.

En animal, al no poder ser controlado, fue abatido a tiros por la Policía Local en un bosque cercano.

Por su parte, los Mossos d’Esquadra abrieron una investigación para determinar qué había pasado y si podía haber alguna negligencia o responsabilidad en los hechos por parte de la organización del encierro y entregaron las diligencias al juzgado correspondiente.

El "correbous" de Vidreres se celebra desde hace más de tres décadas y es el único que queda en las comarcas de Girona en la actualidad.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD