18-09-2019 / 15:00 h EFE

El alcalde de Valderredible, Fernando Fernández, ha explicado hoy, en el juicio que se sigue contra él en el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC), que no actuó ante las denuncias por irregularidades en el padrón municipal y en unas obras porque consideró que no había justificación para hacerlo.

Fernández, del PRC, que gobierna en Valderredible con mayoría absoluta desde 2005, está acusado de un delito electoral en concurso con un delito de prevaricación administrativa y de un delito de prevaricación omisiva, por los que la Fiscalía pide una pena de un año de prisión, una multa de 5.400 euros y diez años de inhabilitación especial para cargo público.

En la vista que ha comenzado este miércoles en la Sala de lo Civil y Penal del TSJC ha declarado, a preguntas del fiscal, que no abrió expediente por las supuestas irregularidades en el censo porque hizo pesquisas en las dos pedanías donde se produjeron los empadronamientos denunciados, San Andrés y Riopanero y le dijeron que esas personas vivían allí.

En cuanto a las obras, ha explicado que la arquitecto municipal le trasladó que "no había ningún fundamento de ilegalidad urbanística" y tiene "un criterio técnico perfecto" para saber si las denuncias "tienen un fundamento real o no lo tienen".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD