15-09-2019 / 17:50 h EFE

El arzobispo Joan-Enric Vives, titular del Obispado de Urgell, considera que los países europeos tienen "el deber ineludible" de fomentar la acogida de inmigrantes y refugiados.

En su carta dominical de hoy, Vives dice hacer suyas las denuncias de diversas organizaciones este verano por la situación vivida por varios barcos con emigrantes recogidos en el Mediterráneo y que "buscaban refugio en países europeos vecinos, en la Europa que alardea de ser la cuna de los derechos humanos".

El arzobispo indica que "reivindicar el derecho de asilo, fomentar la acogida y generar actitudes solidarias hacia los refugiados que escapan de la violencia, es un deber ineludible por parte de los países europeos".

Vives precisa que, en el caso de los cristianos, ese deber es "una concreción irrenunciable del amor y la compasión que Jesús reclama de sus amigos".

A su juicio, la Unión Europea y los países de la integran tienen "un deber ético" con la acogida de emigrantes y, en consecuencia, deben arbitrar "respuestas eficaces y respetuosas con los derechos humanos ante estas situaciones".

"La falta de respuesta -agrega el arzobispo- supone un incumplimiento flagrante de los acuerdos internacionales y una gravísima responsabilidad por omisión ante las muertes que puedan llegar".

Ante la problemática de los emigrantes, "personas que huyen de situaciones de injusticia y que buscan un futuro mejor", dice, los ciudadanos "no podemos cerrarnos en el egoísmo".

Recuerda, en este sentido, que la Biblia afirma: "Cuando un inmigrante venga a instalarse a vuestro lado, en vuestro país, no lo explotéis. Al contrario, considerarlo como un nativo, como uno de vosotros. Quiérele como a ti mismo, que también vosotros fuisteis inmigrantes en el país de Egipto".

Por ello, el arzobispo considera un deber "reivindicar el derecho de asilo, fomentar la acogida y generar actitudes solidarias".

Vives recuerda que las organizaciones católicas que integran en España la red "Migrantes con Derechos" (Cáritas, CONFER, Justicia y Paz, y la Comisión Episcopal de Migraciones de la Conferencia Episcopal) denunciaron recientemente la actitud de los gobiernos europeos ante la situación de los barcos que rescatan a emigrantes, entre los que cita al "Open Arms".

El arzobispo, ante la celebración a final de mes de la Primera Jornada Mundial del Migrante y el Refugiado, convocada por el Papa Francisco, pide que desde "la compasión, la visión de futuro y la valentía" se avance "en la construcción de la paz, derrotando la indiferencia".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD