12-09-2019 / 19:10 h EFE

Un espectáculo retrospectivo, biográfico y sentimental fijará la memoria de Rocío Jurado como una artista total que revitalizó la copla y una virtuosa del flamenco que protagonizó toda una época en la música pop, con sus baladas románticas, con incursiones en la gran pantalla.

María del Rocío Trinidad Mohedano y Rocío Jurado, persona y artista, confluirán en "Qué no daría yo por ser Rocío Jurado", un espectáculo musical y escénico que se estrena en Valladolid este viernes en el Teatro Zorrilla, con un único pase antes de viajar a Granada (20 de septiembre).

Dirigido por Fidel Albiac, bajo una idea original de Rocío Carrasco -hija de la homenajeada-, la actriz y cantante Anabel Dueñas volverá a meterse en la piel de Rocío Jurado (1946-2006) después de "Punto de partida", la obra de teatro que hace meses evocó la figura de la célebre cantaora.

Producido ahora por la sevillana Proamagna, esta nueva incursión ofrece novedades desde el punto argumental, escenográfico y de vestuario para converger en una experiencia sensorial sobre la figura y el legado de una intérprete cuyo talento fue encauzado artísticamente incluso antes de la mayoría de edad.

Fue pastora Imperio, en su tablao madrileño de Los Duendes la que puso en circulación el genio, arrebato y torrente artístico de la Jurado, iniciada en el flamenco, un género al que dedicó en 1982 un doble álbum con Manolo Sanlúcar a la guitarra y el acompañamiento de Juan Peña, "El Lebrijano".

De su brío e inspiración también tomó nota el realizador Carlos Saura cuando incluyó su voz en dos de sus ensayos cinematográficos dedicados a la música de raíz: "El amor brujo" (1986) y "Sevillanas" (1992).

De todo ello dará cuenta este nuevo espectáculo, con vocación de gira, que contará con imágenes inéditas y vestuario original cedidas por la familia de quien en los años sesenta contribuyó a revitalizar la copla en unos años donde un cierto aperturismo y la invasión musical anglosajona difuminó un género genuinamente español que eclosionó en los veinte y alcanzó su plenitud en los cuarenta.

De este viaje a través de la vida de Rocío Jurado, además de su hija Rocío y del esposo de esta, Fidel Albiac, se encarga Anabel Dueñas, quien se dio a conocer en el concurso Operación Triunfo (2008).

Rocío Jurado, sin límites, exploró y triunfó en la música pop, romántica y de baladas a partir de temas compuestos entre otros por José Luis Perales y Manuel Alejandro, con los que triunfó en España y en Hispanoamérica, donde se la recuerda como un artista legendaria.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD