06-09-2019 / 18:40 h EFE

La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, ha clausurado este viernes en la Universidad de Cantabria (UC) el curso "Herramientas prácticas para la empleabilidad", en el que ha resaltado la eficacia de los itinerarios individualizados que se llevan a cabo desde el Servicio Cántabro de Empleo para facilitar el acceso al mercado laboral a parados.

En este sentido, ha destacado que durante el año 2018, un total de 2.607 personas demandantes de empleo siguieron un itinerario personalizado, de las que 2.436 lograron un empleo en los doce meses posteriores, lo que representa una tasa de inserción del 93 % frente a una tasa a nivel nacional del 69 %.

Según ha informado el Gobierno de Cantabria, en un comunicado, la consejera ha señalado que la orientación profesional es una “herramienta indispensable” en la búsqueda activa de empleo, ya que, según ha afirmado, "una planificación y análisis realista de las oportunidades laborales garantizan mayores probabilidades de éxito”.

Álvarez ha añadido que la red de orientación del Servicio Cántabro de Empleo actúa como “una palanca” hacia el mercado de trabajo y ha explicado que “el orientador realiza un seguimiento y detecta cuáles son tanto las necesidades como las posibilidades de mejora de cada persona, y eso hace que estés en una mejor posición para poder encontrar un empleo que se adapta a todas las circunstancias”.

Así, ha apuntado que una treintena de personas especialistas en orientación profesional trabajan en las Oficinas de Empleo del Gobierno regional, además de los servicios que prestan otras entidades colaboradoras como son ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro, o como la propia Universidad de Cantabria a través del COIE.

En el acto de clausura de este Curso han participado, además de la consejera, el vicerrector de Cultura y Participación Social de la Universidad de Cantabria, Tomás Mantecón; el director del Servicio Cántabro de Empleo, José Manuel Callejo, y el director del curso, Jesús Collado.

En su intervención, la consejera ha hecho hincapié también en la importancia de las competencias transversales que tienen que ver “no solo con las aptitudes de una persona, sino también con sus actitudes, sus valores y sus conocimientos previamente adquiridos, que dan forma a su personalidad”.

Ana Belén Álvarez ha recordado que estas competencias en comunicación, resolución de problemas, capacidad de organización y de planificación, liderazgo, toma de decisiones, creatividad, motivación o empatía “también se desarrollan y aprenden”, y de esto son ejemplos cursos como el que hoy se ha clausurado en la Universidad de Cantabria.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD