05-09-2019 / 21:59 h EFE

El novillero francés Maxime Solera cortó hoy la única oreja en el tercer festejo de la feria de la Espiga de Oro de Calasparra (Murcia), en una tarde en la que tanto Daniel Barbero como Diego García se han ido de vacío.

El francés Solera no tuvo posibilidad alguna en su primero, un novillo reservón y que desarrolló mucho peligro. Pero se quitó la espina en el segundo de su lote, un astado que se dejó sin llegar a romper lo suficiente, pero al que Solera cuajó una estimable faena premiada con una oreja.

Lo mejor del diestro sevillano Daniel Barbero llegó en el quinto, que tuvo movilidad y con el que se mostró muy digno antes de echarlo todo a perder por culpa de la espada. En su primero, en cambio, no tuvo apenas opciones de lucimiento.

El madrileño Diego García lo intentó ante su primero, en el que no lo tuvo fácil por su falta de recorrido; y en el que cerraba plaza puso mucho empeño nuevamente, aunque aquí se notó lo verde que aún está para compromisos de tanta exigencia como el de hoy en Calasparra.

Se lidiaron seis novillos de la ganadería de Prieto de la Cal, bien presentados, con cuajo y de juego desigual; sin clase los tres primeros, manejables y con opciones los otros tres.

Maxime Solera, ovación y oreja.

Daniel Barbero, ovación y silencio tras aviso.

Diego García, silencio tras aviso y silencio.

En cuadrillas, Omar Guerra saludo en el primero, en el que el picador Simao Neves fue aplaudido por un buen tercio de varas.

La plaza registró más de media entrada gracias al tirón que este hierro tiene entre la afición torista de esta plaza.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD