04-09-2019 / 15:01 h EFE

Los agricultores de la comarca vitivinícola del O Ribeiro han afirmado este miércoles que se sienten "apurados" para cumplir la estimación del rendimiento por hectárea impuesto por el consejo regulador y advierten de la posible entrada de "uvas de fuera" al advertir de que muchas fincas podrían quedarse con producto "pendiente" mientras otras "no llegan" a ese límite, ha denunciado esta mañana el responsable de Agricultura y Producciones Extensivas de Unións Agrarias, José Ramón González.

En una comparecencia de prensa, ha manifestado que la cantidad de uva que se puede producir en una hectárea de viñedo es de, máximo, 19.000 kilos -con una posible ampliación de un 25%-, cuantía sensiblemente inferior a la del 2017 con el consiguiente problema para el viticultor porque "las fincas, dependiendo de la variedad, marco de plantación, zona geográfica, de las prácticas producen más o menos", esgrime el portavoz de la central sindical.

Advierte de "un error en los pliegos de condiciones" porque "no se puede poner un rendimiento lineal cuando la producción varía" y de la problemática con el excedente al asegurar que "siempre hay alguien que coge las uvas, pero muy baratas" lo que acarrearía, ha dicho, "un doble fraude", obligando a "estar pendientes" por si "entran uvas de fuera".

Por este motivo, Unión Agrarias ha remarcado la necesidad de "trabajar de forma preventiva para luchar contra el fraude" en las denominaciones de origen del vino en la provincia porque "las uvas, desde que se cortan, son muy difíciles de identificar".

Con todo, ha valorado decisión de la Xunta de aumentar hasta veinte el número de técnicos en la vendimia, para controlar la producción e invita al gobierno a que estén "en el campo haciendo encuestas y estimaciones de producción para tener unos datos previos que después podamos contrastar con las entregas de los agricultores", ha añadido.

El objetivo, ha abundado, es "ir afinando" la lucha contra presuntas irregularidades evitando "un fraude masivo" en la entrada de uva.

Además, la central sindical ha interpelado al gobierno autonómico a que ponga en marcha al equipo de fraudes porque "son ellos los que tienen una visión global de entrada y salida de uva dentro y fuera de las denominaciones de origen", una labor que cohabitaría con la de los técnicos y con el sector.

Al hilo, González ha reclamado que "se hagan públicos los datos de los consejos reguladores", una "declaración de kilos" para comparar, medida que era obligatoria en "hasta hace unos años".

Estas acciones, aclara el sindicato, se deben tomar porque "la viticultura va hacia una época de liberalización que favorece a Castilla-La Mancha y perjudica a Galicia" a través de la llegada de "ataques de especuladores que vienen a inspeccionar" la tierra gallega.

También reclaman poder "negociar precios a varios años" para dar "estabilidad al sector" y "defender el modelo vitivinícola autóctono frente a las grandes extensiones" por lo que instan a "se convoque la mesa del vino y a las mesas sectoriales" para abordar los "costes de producción" para que "los agricultores no pierdan dinero".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD