02-09-2019 / 17:39 h EFE

La Fiscalía de Sevilla ha solicitado una condena de 16 años de cárcel y otra de 12 para dos hermanos por retener contra su voluntad a la pareja de uno de ellos y a su hijo, menor de edad, y agredir a ambos durante cinco días en el barrio de Torreblanca.

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla tiene previsto juzgar el 9 y el 10 de septiembre a J.J.T.M., para quien el Ministerio Público pide 12 años por dos presuntos delitos de detención ilegal y 1 año por trato degradante, con la agravante de parentesco, así como 2 años por dos delitos de lesiones, 1 año más por amenazas y varias órdenes de alejamiento.

También será enjuiciado J.T.M., para el que la Fiscalía reclama 10 años por detención ilegal y 2 años por lesiones, en ambos casos como cooperador necesario.

Según el escrito de calificación, al que ha tenido acceso Efe, los hechos comenzaron a principios de octubre de 2018 cuando la mujer, de 20 años, y su hijo se mudaron al domicilio de J.J.T.M., de 25, con quien la joven mantenía una relación desde cuatro meses antes.

Poco después, ella "quiso cortar la relación" debido a los "comportamientos agresivos" del acusado, pero J.J.T.M. "no lo permitió" y del 31 de octubre al 4 de noviembre la retuvo mientras era "ayudado activamente" por su hermano, "quien hacía labores de vigilancia y control para impedir" que las víctimas abandonasen la casa.

El 3 de noviembre, la madre y el hijo fueron encerrados en el dormitorio principal y durante dos días recibieron "medio bocadillo como única comida".

Los acusados, en prisión provisional desde el 7 de noviembre de 2018, tampoco permitieron a la mujer ir al baño, por lo que "hizo sus necesidades fisiológicas en un cubo de la habitación".

En otro momento, J.J.T.M. "asestó una brutal paliza" al menor con "golpes y bocados" y la madre, que lo oyó, "llegó a desmayarse".

El 4 de noviembre, una vecina rogó a los acusados que liberaran a las víctimas, pero J.J.T.M. "dio un fuerte guantazo" a su pareja y la arrastró de los pelos por las escaleras".

A continuación, "con un palo que le alcanzó su hermano", golpeó a la víctima "por todo el cuerpo" y con "un cuchillo pequeño de cocina le asestó distintos cortes en los brazos y las piernas" en presencia del hijo.

Cuando la familia de la joven fue al domicilio, el principal acusado ocultó a las víctimas en un armario y su hermano impidió el acceso al dormitorio "so pretexto de que era el lugar había fallecido su madre y estaba siempre cerrada".

Más tarde, "asustados por ser descubiertos", llevaron a los dos a casa de la vecina.

La mujer padece "una importante alteración psicopatológica que impide el desarrollo normal de su vida diaria", un trastorno de estrés postraumático y amnesia respecto a "parte de los hechos".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD