30-08-2019 / 12:11 h EFE

CaixaBank emitió 27.334 toneladas de gases de efecto invernadero en 2018, un 21 % menos que el año anterior, gracias a su política de control de emisiones, que en los últimos diez años ha conseguido aminorarlas en un 75 %.

La entidad ha obtenido esta cifra calculando la emisión directa o indirecta de gases contaminantes a la atmósfera que genera la plantilla al encender las luces de las oficinas, con el uso de sus ordenadores, el consumo de papel y el transporte.

El banco afirma en un comunicado que ha compensado la totalidad de estas emisiones a través del apoyo a varios proyectos escogidos por su impacto social y ambiental, y ha destacado que se ha convertido en la única empresa del IBEX35 en conseguir esta compensación.

Entre estas iniciativas destaca un proyecto de generación de energía limpia en México a través del aprovechamiento de desechos ganaderos y una campaña de reforestación de dos bosques ubicados en Montserrat (Barcelona) y Ejulve (Teruel).

La entidad financió en 2018 proyectos de energías renovables por valor de más de 645 millones de euros, con lo cual asegura contribuir a los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas para el año 2030.

CaixaBank también forma parte desde 2016 del Grupo Español de Crecimiento Verde, que fomenta el crecimiento económico ligado a una economía baja en carbono, así como de varias iniciativas internacionales que promueven la sostenibilidad en las empresas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD