28-08-2019 / 9:21: h EFE

La Consejería de Educación, a través de la Dirección General de Patrimonio Cultural y Memoria Histórica, ha incoado el procedimiento para la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) a la antigua fábrica de La Lechera en Torrelavega, a fin de preservar este edifico por sus singulares características.

La resolución, que ha sido publicada hoy miércoles en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), resalta que el complejo de La Lechera fue una antigua fábrica de azúcar reconvertida en industria lechera entre finales del XIX y principios del XX, y fue comprada en la mitad del siglo pasado por Sniace para destinarla como almacenes.

Construida en 1899, la antigua fábrica se corresponde con la tipología de los edificios industriales que se realizan en la mitad Norte de la península durante el siglo XIX, de características constructivas semejantes a las realizadas para las harineras y la arquitectura ferroviaria en estaciones, almacenes y apeaderos.

Esta fábrica surge como la "Azucarera Montañesa" para establecer en la provincia una fábrica de azúcar a gran escala a partir de la remolacha.

Posteriormente, en 1926, se acondicionaron sus instalaciones para adaptarse a la producción de leche condensada, saliendo al mercado un año después la leche condensada "El Niño", y tras diversas vicisitudes la fábrica cesó su actividad en 1970.

El conjunto fabril se compone por una serie de edificaciones de planta rectangular, adosadas entre sí, que se ordenan estratégicamente para componer la cadena de elaboración de los productos, desde la llegada de las materias primas hasta la salida del producto final.

El edifico más destacado de este conjunto fabril es la nave situada en el extremo Sureste, que abre su acceso sobre el testero o piñón lateral de nave y que sirvió como entrada para la carga y descarga de carros y camiones a la fábrica.

La resolución de Cultura destaca que forma parte del bien inmueble una serie de construcciones complementarias singulares como la gran chimenea de fábrica de ladrillo y una torre-depósito de acumulación de líquidos con forma de tambor cilíndrico, levantado en 1927 sobre una estructura de hormigón armado con forma hexagonal.

Además, la resolución fija un entorno de protección que está delimitado por las calles Paseo del Niño, Lucio Marcos y la avenida Rochefort sur Mer.

La propuesta se basa en que el inmueble ha sido testigo de los orígenes del desarrollo industrial de Cantabria, hasta que en 1982 el Ayuntamiento de Torrelavega adquirió el complejo, y destinó el pabellón principal como Feria de Muestras, el segundo edificio acoge el Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA).

La Consejería de Educación y Cultura junto con el Ayuntamiento de Torrelavega tienen previsto hacer un centro de artes donde se albergará la Colección Norte de Arte Contemporáneo además de otras escuelas artísticas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD