17-08-2019 / 14:00 h EFE

Los sonidos de las gaitas retumban por el centro de Solosancho, una localidad abulense de apenas 900 habitantes, que este fin de semana retorna a su pasado para transformarse en una aldea vettona por la que pasarán en torno a 15.000 personas durante dos días.

Esas son las previsiones que maneja el alcalde de este municipio situado a poco más de veinte kilómetros de la capital, Jesús Martín, que este mediodía daba los últimos retoques al mercado céltico-vettón, en el que participa medio centenar de puestos artesanos de todo tipo.

Aunque la inauguración oficial tendrá lugar esta tarde con el desfile de las ocho tribus participantes y el habitual bullicio que caracteriza esta decimoquinta edición de la "Luna Celta", esta mañana ya comenzaban a desperezarse los vecinos y visitantes de la localidad y sus anejos de Baterna, Robledillo y Villaviciosa.

Precisamente en este último se celebró la pasada madrugada un concierto protagonizado por el grupo "Veteranos de las Galias", tras la tradicional y multitudinaria representación teatral en el mágico Altar de los Sacrificios, el lugar más emblemático del castro de Ulaca, uno de los más importantes y extensos de Europa.

Según ha explicado el alcalde de Solosancho, esta representación batió en la noche del viernes su propio récord de asistencia con 2.600 personas, frente a las 2.000 del año pasado, sin que se produjera ningún incidente.

Y ello, teniendo en cuenta que tanto la subida al castro vettón, como la bajada, se realiza sin apenas luz por un camino en cuesta que transcurre por el campo y que sortea un desnivel cercano a los 200 metros por un trayecto de un kilómetro y medio.

Jesús Martín se mostraba este sábado muy satisfecho del desarrollo de la actividad con la que se inicia el festival "Luna Celta", con el que solosancho rememora la celebraciones de Lugnasad, que sus antepasados realizaban en la época celta.

Para acercar esta parte de su historia a los vecinos de la zona, en 2005 arrancó esta iniciativa que se ha convertido en toda una referencia festiva y cultural de cada agosto en la comarca del Valle Amblés, especialmente este año que coincide su celebración con uno de los puentes festivos más importantes del año.

A la espera de que lleguen esta tarde las actividades lúdicas y festivas como el desfile de tribus, con numerosas personas ataviadas como los celtas, esta mañana se han abierto las puertas del mercado y se han puesto en marcha los talleres de pintura y tatuajes celtas para pequeños y mayores en la Plaza del Ayuntamiento.

También habrá cuentacuentos, conciertos de música folk y la representación nuevamente en el pueblo de la obra que tuvo lugar en la noche del viernes en el Altar de los Sacrificios, con 2.600 espectadores entre los que se encontraba la luna de testigo.

Para el domingo está previsto, entre otras actividades, la escenificación de la ocupación del castro de Ulaca y la primera edición de los Juegos de la Amistad, que incluyen tiro con arco, billar romano, herradura, carrera por parejas y soga tira.

"Luna Celta" se cerrará en la medianoche del domingo con una degustación de queimada para despedir una edición que espera volver a ser multitudinaria y con cientos de personas disfrazadas como sus antepasado vettones.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD