16-08-2019 / 21:40 h EFE

El expresidente de Perú Alejandro Toledo (2001-2006), quien se enfrenta a un proceso de extradición de Estados Unidos a su país acusado corrupción, aseguró al juez que lleva su caso que no tiene intención de vivir en ningún otro sitio que no sea California, según documentos a los que Efe tuvo acceso hoy.

"Mi esposa y yo no tenemos intención de vivir en ningún otro lugar que no sea California. Quiero que esté usted seguro de ello", escribe el exmandatario al magistrado Thomas S. Hixson del distrito Norte de California, que lleva su caso desde que fue detenido en julio.

Con estas palabras, Toledo busca demostrar arraigo en California para así poder salir en libertad bajo fianza el próximo jueves, cuando el juez decidirá sobre una nueva petición formulada por la defensa del expresidente para que este pueda abandonar la cárcel mientras dura el juicio.

En la documentación entregada al juez y a la que Efe accedió este viernes, Toledo repasa su vida política y profesional desde que llegó a Estados Unidos por primera vez para estudiar en la universidad, en 1965, y destaca que ha vivido 32 años de su vida en ese país, 24 de ellos en el norte de California.

"Perú no acepta la doble nacionalidad para los candidatos presidenciales, de manera que no pude pedir la ciudadanía estadounidense, pese a haber pasado tantos años de mi vida viviendo en EEUU", alega Toledo en el escrito.

El exmandatario resalta que fue la primera persona de origen indígena en dirigir Perú "en 500 años" y tacha a su antecesor en el cargo, Alberto Fujimori (1990-2000),de "dictador".

El nuevo abogado de Toledo, Graham Archer, asignado de oficio después de que el defensor que le representó en las dos primeras vistas ante el juez renunciase al caso, informó al magistrado de que el expresidente se encuentra en una celda en aislamiento en la prisión de Santa Rita, en el condado de Alameda.

"Toledo ha sido clasificado en separación administrativa a causa de la naturaleza de alto perfil de su caso. Los responsables de prisiones no creen que, por razones de seguridad, Toledo pueda estar fuera de la unidad de separación", explicó.

El abogado indicó que el expresidente, que lleva encarcelado desde el 16 de julio, sólo sale de su celda durante una hora cada dos días para ir a un área recreativa, en la que también se encuentra solo, y que cada vez que ha hablado con él estaba esposado.

En una breve vista ante el juez el 7 de agosto, Archer pidió al magistrado que reconsiderase su decisión de finales de julio, en la que denegó a Toledo la libertad bajo fianza al hallar riesgo de fuga, por lo que la estrategia del exmandatario de cara a la audiencia de la próxima semana es demostrar un fuerte arraigo en Estados Unidos.

Toledo está acusado de haber recibido hasta 35 millones de dólares de Odebrecht a cambio de favorecer a la constructora brasileña en sus negocios en Perú, cuando él aún era presidente, y ha pasado los últimos dos años prófugo de la Justicia peruana en Estados Unidos, donde reside en la localidad de Menlo Park (California), cerca de San Francisco.

Siempre ha defendido que las acusaciones en su contra son una mentira, fruto de la "persecución política" de que es objeto por parte de sus "enemigos".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD