10-08-2019 / 23:20 h EFE

La coalición árabe liderada por Arabia Saudí amenazó hoy con usar la "fuerza militar" en caso de que no haya un alto el fuego a partir de esta madrugada en la ciudad costera de Adén después de que los separatistas del sur del Yemen hayan avanzado y estén cerca de tomar el palacio presidencial, sede provisional del Ejecutivo yemení.

El portavoz de la coalición árabe, Turki al Malki, dijo en un comunicado que la alianza pide "un alto el fuego inmediato en la capital provisional de Adén a partir de la 01.00 hora local (23.00 GMT de este sábado) y la fuerza de la coalición usará la fuerza militar contra cualquiera que lo viole".

Ha instado a "las formaciones militares de las fuerzas transitorias y de cinturón de seguridad", respaldadas y financiadas por Emiratos Árabes Unidos (EAU) que llevan desde el pasado 7 de agosto luchando contra las tropas gubernamentales del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, a "regresar inmediatamente a sus posiciones", según la nota reproducida por la agencia estatal SPA.

Además de que se retiren de "sus posiciones que controlaron durante los últimos días y no tocar las propiedades públicas o privadas".

La escalada se produce después de que 36 miembros de la milicia separatista Primera Brigada murieran el día 1 de agosto por el impacto de un misil y el bombardeo efectuado con un dron y reivindicado por los rebeldes chiíes hutíes, que le disputan el poder al Ejecutivo de Hadi.

El pasado 7 de agosto, los separatistas del sur del Yemen llamaron a movilizar sus fuerzas y dirigirse al palacio presidencial en Adén, cuya guardia abrió fuego contra los participantes en el funeral del general Munir al Yafyee y otros once hombres de los separatistas, que perecieron en ese ataque.

Según Médicos Sin Fronteras (MSF), en su hospital en Adén al menos cinco personas llegaron muertos, entre ellos un niño, y centenares han sido tratados como heridos.

Al Malki aseveró que la coalición "siguió el rápido deterioro de los acontecimientos tras un periodo de calma" y rechazó "por completo estos desarrollos peligrosos".

Reiteró que "no dudará en confrontar a cualquiera que viole esta declaración, que busque continuar luchando y la sedición, y dañar la seguridad y la estabilidad o atacar las instituciones estatales en la capital provisional yemení Adén".

El Gobierno yemení se instaló en Adén después de que tuviera que huir a finales de 2014 de la capital Saná, que ocupan desde entonces los rebeldes chiíes hutíes.

Al Malki pidió a "todas las partes y combatientes a volver a la razón y que prevalezca el interés nacional, y no dar la oportunidad a aquellos de las milicias terroristas hutíes, y de otras organizaciones terroristas como Al Qaeda y el Estado Islámico, que avivaron el fuego de la sedición".

En este conflicto civil, enmarcado dentro de un conflicto global que comenzó en marzo de 2015 cuando intervino la coalición, se muestra las divergencias entre Abu Dabi y Riad, que está descontenta por el apoyo de EAU a los separatistas sureños pese a que ambos países tienen como objetivo restaurar el poder de Hadi en el Yemen y eliminar a los hutíes.

En el sur del Yemen hay un movimiento activo para pedir la independencia y formar su propio Estado (después de que Yemen del sur desapareciese como tal en 1990 tras anexionarse al norte), el cual estaría formado por las provincias de Adén, Lahech, Shebua, Al Dalea y Hadramut.

Asimismo, en el sur y sureste del Yemen están presentes Al Qaeda y el Estado Islámico, que combaten entre ellos por el control del territorio.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD