10-08-2019 / 18:30 h EFE

El Gobierno yemení acusó hoy a los separatistas sureños, apoyados por Emiratos Árabes Unidos (EAU), de perpetrar un golpe de estado contra las instituciones reconocidas internacionalmente en Adén, sede provisional del Ejecutivo en el Yemen, después de tres días de combates.

"Lo que está sucediendo en la capital interina de Adén por parte del Consejo Transicional es un golpe de estado contra las instituciones estatales legítimas", dijo el Ministerio de Exteriores yemení en su cuenta oficial de Twitter, citando al viceministro de Exteriores, Mohamed al Hadhrami.

Aseveró que "esas son las instituciones que la coalición" árabe liderada por Arabia Saudí y que interviene en Yemen a favor del Gobierno del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, que están "para restaurarlas y apoyarlas tras el golpe de estado" hutí en 2014.

Desde el pasado 7 de agosto, los separatistas del sur del Yemen llamaron a movilizar sus fuerzas y dirigirse al palacio presidencial en Adén, cuya guardia abrió fuego contra los participantes en el funeral del general Munir al Yafyee y otros once hombres de los separatistas.

La escalada se produce después de que 36 miembros de la milicia separatista Primera Brigada murieran el día 1 de agosto por el impacto de un misil y el bombardeo efectuado con un dron y reivindicado por los rebeldes chiíes, que le disputan el poder al Ejecutivo de Hadi.

Hasta el momento, no hay reacción de la coalición árabe.

Fuentes militares aseguraron hoy a Efe que los secesionistas han tomado un número de campamentos militares y se acercan al palacio de Maashiq, sede del Ejecutivo yemení, en Adén.

Médicos Sin Fronteras (MSF) afirmó hoy que "en menos de 24 horas", sus equipos "han tratado a 119 pacientes", e indicaron que "al menos cinco personas llegaron muertas al hospital, uno de ellos era un niño", según Caroline Seguin, responsable de programas para MSF en Yemen, aunque no especifica cuándo se produjeron dichos fallecimientos.

Las fuerzas gubernamentales y los separatistas combatían juntos contra los rebeldes chiíes hutíes, apoyados por Irán, que controlan la capital, Saná, y que expulsaron a Hadi de la ciudad obligándole a exiliarse a Riad y establecer el Gobierno provisional en Adén.

En este conflicto civil, enmarcado dentro de un conflicto global que comenzó en marzo de 2015, se muestra las divergencias entre Abu Dabi y Riad, que está descontenta por el apoyo de EAU a los separatistas sureños pese a que ambos países tienen como objetivo restaurar el poder de Hadi en el Yemen y eliminar a los hutíes.

Las reivindicaciones separatistas tienen su origen en la anexión de la parte sur del Yemen por la República del norte en 1990 después de una guerra.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD