07-08-2019 / 15:40 h EFE

El Museo Numantino mantiene abierta una línea de investigación, dirigida por el experto Abel Moclán, sobre los restos óseos de fauna del yacimiento paleontológico de Ambrona, con el objetivo de conocer las actividades que desarrollaron los grupos humanos y sus hábitos de caza y alimentarios.

El investigador predoctoral Moclán, del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) de Burgos, en el marco de su tesis doctoral, cofinanciada por la Junta de Castilla y León y el Fondo Social Europeo, está realizando el estudio de los restos óseos faunísticos de Ambrona desde una perspectiva tafonómica, ha informado la Junta de Castilla y León en un comunicado.

La Tafonomía es la ciencia que intenta explicar todos los sucesos que afectaron a un resto de un organismo del pasado, desde que el individuo murió hasta que son encontrados sus fósiles en el registro estratigráfico.

Con la investigación en marcha en el Numantino se pretende, entre otros objetivos, reconstruir qué fenómenos ocurrieron en el yacimiento de Ambrona que permitan vincular la actividad de los humanos y de los animales que pudieron haber cazado o carroñeado.

El proyecto de investigación está financiado por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades bajo el título Variabilidad del comportamiento humano durante el Pleistoceno Medio en Europa: coexistencia del Achelense y el Paleolítico Medio en la Península Ibérica y dirigido por los doctores Susana Rubio y José Yravedra.

Moclán está realizando el estudio en las dependencias del Museo Numantino de Soria, donde la labor de investigación servirá para valorar definitivamente qué lugar ocuparon los humanos en el yacimiento de Ambrona.

"Los resultados preliminares de los que disponemos parecen apuntar a que la actividad humana en el yacimiento de Ambrona fue muy puntual, pero aun así la acumulación de fauna es única en el registro arqueológico mundial", ha avanzado Moclán.

El investigador espera poder presentar su tesis, que incluye el estudio de otros yacimientos paleolíticos, en la Universidad de Burgos en 2022.

Cuestiones como si estos homínidos preneandertales fueron grandes cazadores de elefantes o sólo, de modo oportunista, carroñeros de los cuerpos de los grandes animales cazados por otros carnívoros siguen planteándose.

Para intentar dar respuesta a reflexiones de esta magnitud se están estudiando las alteraciones intencionadas que pudiera haber en los huesos hallados con marcas de corte o percusión o fracturaciones en fresco e, incluso, en este último caso, averiguar si fueron producidos por animales o humanos.

Los restos hallados en Ambrona pertenecen a elefante, uro, caballo, ciervo, gamo, rinoceronte de nariz tabicada, león, lobo, hiena y conejo.

Estos restos óseos son contemporáneos de los hallados en los niveles superiores de la Gran Dolina, en el yacimiento de Atapuerca (Burgos).

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD