03-08-2019 / 17:00 h EFE

Las carreteras vascas recuperan la normalidad tras las retenciones kilométricas registradas este sábado en los puntos habituales, como la AP-8 a su paso por la localidad vizcaína de Muskiz (Bizkaia), donde las colas han alcanzado los 11 kilómetros en dirección a Cantabria, y el peaje fronterizo de Irun.

La densidad de tráfico provocada por la afluencia de vehículos procedentes de Francia ha generado retenciones en la red viaria vasca en la que no se han registrado hasta el momento accidentes de gravedad, ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

Las mayores retenciones, ya solucionadas, han tenido lugar en la AP-8, en Muskiz, dirección a Cantabria, donde las colas han sido de hasta 11 kilómetros, mientras que en el peaje de Irun han alcanzado 7 kilómetros de longitud y en el de Zarautz han rondado los 4.

En Álava, esta jornada de operación salida de agosto ha generado complicaciones en el enlace de la A-1 y la AP-1 en Arminón, con colas de hasta 6 kilómetros, y en el enlace de la AP-1 con la N-622 en Etxabarri-Ibiña, con retenciones acumuladas desde la madrugada que han alcanzado en su punto máximo los 5 kilómetros.

El tráfico ha recuperado progresivamente la normalidad en las últimas horas en toda la red viaria vasca en la que no se registran en estos momentos retenciones por acumulación de vehículos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD