01-08-2019 / 21:20 h EFE

Las autoridades rusas dieron hoy permiso a la oposición para celebrar un multitudinario mitin de protesta el 10 de agosto en el centro de Moscú, después de que la policía detuviera a más de un millar de personas en la manifestación no autorizada del pasado 27 de julio.

El acto, que se centrará en demandar el registro de los candidatos opositores a las elecciones municipales de septiembre, se celebrará en la Avenida Sájarov, habitual lugar de reunión de la oposición más radical al Kremlin, según informó el Ayuntamiento de la capital rusa.

La oposición puede congregar en dicho lugar hasta 100.000 personas, explicó el jefe del departamento de seguridad regional del Ayuntamiento, Vasili Oleinik, a la agencia Interfax.

El mitin fue convocado por uno de los candidatos opositores no registrados, Yelena Rusakova, miembro del partido liberal Yábloko.

El pasado 20 de julio tuvo lugar en la Avenida Sájarov un mitin que contó con la asistencia de más de 20.000 personas, lo que le convirtió en el acto opositor más multitudinario desde las protestas contra el fraude electoral de 2012, las mayores desde la caída de la URSS en 1991.

No obstante, ante la negativa de la comisión electoral local de registrar a los candidatos opositores, su líder, Alexéi Navalni, llamó a sus partidarios a manifestarse el pasado sábado frente al Ayuntamiento, protesta que fue duramente reprimida por la policía.

Navalni fue condenado a 30 días de arresto por ese motivo y varios dirigentes opositores más fueron también arrestados, a lo que se suma el caso penal abierto por "disturbios masivos", lo que podría acarrear penas de varios años de cárcel para organizadores y participantes.

Mientras el mitin del 10 de agosto recibió la luz verde del consistorio, este no ha autorizado el acto de protesta en forma de piquetes convocado por la oposición para este sábado en los bulevares de la capital rusa.

Dicho acto fue convocado por uno de los colaboradores más estrechos de Navalni, la abogada Liubov Sóbol, que se encuentra en huelga de hambre desde mediados de julio.

Rusakova y un grupo de diputados municipales se han dirigido hoy al Ayuntamiento para que autorice esos piquetes y garantice la seguridad de los participantes.

Ante las críticas en Occidente y en la propia Rusia por el desproporcionado uso de la fuerza por parte de la policía, el alcalde de la capital rusa, Serguéi Sobianin, la consideró "adecuada" y acusó a la oposición de preparar este fin de semana "nuevas provocaciones".

"Parece que ellos (los opositores) no necesitan elecciones, sino disturbios (...) La anarquía, los disturbios y el exceso de permisividad sólo agravan los problemas. Y esto suele acabar en tragedia. Ejemplos de ello a lo largo de nuestra historia hay más que suficientes", dijo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD