30-07-2019 / 13:22 h EFE

Un grupo de anilladores científicos de aves, coordinados por la Fundación Global Nature, trabajarán en cinco humedales del interior ibérico, en concreto de las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha y Castilla y León, con el objetivo de estudiar la migración posnupcial de las aves palustres.

El objetivo de este trabajo, que se llevará a cabo entre el 1 de agosto y el 15 de septiembre, es conocer las aves palustres que recorren la península Ibérica en su viaje migratorio desde las zonas de cría europeas hacia los cuarteles de invernada africanos, con especial interés en el carricerín cejudo, el ave paseriforme más amenazada de la Europa continental.

De esta forma, se pretende "tejer una red coordinada de estaciones de anillamiento de aves que empleando una misma metodología de estudio logre obtener información sobre las rutas migratorias, la repercusión del clima en la migración de las aves, el número y el estado físico de los ejemplares, su biometría y los lugares de origen y destino durante la migración".

Con todo ello, ha añadido este martes la Fundación Global Nature en un comunicado, se podrá incrementar el conocimiento sobre las estrategias migratorias de las especies estudiadas en favor de su conservación.

Es una acción que se realiza por segundo año consecutivo y que forma parte de las iniciativas de seguimiento del proyecto LIFE Paludicola, una actuación europea en humedales de la Red Natura 2000 de la península Ibérica que tiene una duración de tres años.

Esta campaña de anillamiento científico de aves paseriformes migratorias se realizará en dos comarcas bien diferenciadas del interior ibérico, por un lado en La Mancha Húmeda, en Castilla-La Mancha, con dos estaciones de anillamiento en las lagunas de Manjavacas y de Villafranca de los Caballeros.

Por otro lado, en Tierra de Campos, en Castilla y León, con tres estaciones de anillamiento en las lagunas de La Nava, Boada y Pedraza.

Los encargados de realizar estos trabajos serán en Castilla-La Mancha anilladores locales del grupo GIA-Panurus y en Castilla y León los propios técnicos de la Fundación Global Nature con la colaboración de los grupos de anillamiento URZ y GIA-León.

En la campaña de anillamiento se prestará especial atención al seguimiento del carricerín cejudo (Acrocephalus paludicola), una especie prioritaria de conservación, catalogada como Vulnerable a escala global y clasificada En Peligro a escala europea.

Esta pequeña ave, mundialmente amenazada, tiene en los humedales del interior de la península Ibérica algunos de los principales enclaves conocidos de paso migratorio posnupcial que utilizan como escala entre sus viajes entre las zonas de reproducción en Bielorrusia, Polonia y Ucrania, y las de invernada africanas, principalmente en Senegal y Malí.

Durante la primera campaña, el pasado año, se realizaron nueve jornadas de anillamiento en cada humedal, una jornada cada cinco días en cada humedal, metodología que se repetirá la presente campaña. Así, en 2018 se capturaron 2.108 aves de 41 especies en Castilla y León, y 1.159 aves de 26 especies en Castilla-La Mancha.

Las especies más abundantes fueron entonces el carricero común (Acrocephalus scirpaceus), el mosquitero musical (Phylloscopus trochilus) y la lavandera boyera (Motacilla flava).

Respecto a las capturas de carricerines cejudos en 2018 se capturaron 23 en La Nava, 12 en Boada, 1 en Pedraza y 1 en Manjavacas.

Estos anillamientos supusieron el 41 por ciento de todos los anillamientos de carricerín cejudo en el territorio español en 2018.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD