22-07-2019 / 17:10 h EFE

El pleno del Consell Valencià de Cultura (CVC) ha acordado este lunes reclamar la necesidad de ampliar el estudio de los científicos valencianos que tuvieron que exiliarse durante la Guerra Civil española y recuperar la memoria de sus actividades y recordar su legado.

El informe, aprobado con la abstención de cinco miembros de la entidad, pretende reconocer la labor de los científicos valencianos que han sido "silenciados o poco reconocidos" como hitos de la ciencia, así como su influencia en la vida política y cultural de los países de acogida, informa el CVC en un comunicado.

Con ello, además, la entidad cultural quiere remarcar la pérdida de una élite de investigadores integrados en la comunidad científica intelectual europea y de "un importante colectivo de profesionales al servicio de la sociedad".

En el informe, titulado "El exilio en la Guerra Civil. El colectivo científico", se recuerda que esta cuestión ha generado en las últimas décadas una cantidad innumerable de libros, trabajos, congresos y comunicaciones.

El CVC, añade, ha puesto su granito de arena a través de ediciones sobre científicos como José Estellés, José Chabás, Luis Urtubey o José Royo, y el pasado mes de abril organizó una mesa redonda sobre el asunto en la que participaron Miguel Marco y José María García Álvarez-Coque.

El informe analiza los antecedentes y el marco histórico sobre el impulso científico en España en las primeras décadas del siglo XX y la génesis de la llamada "Comunidad Científica".

Asimismo proporciona datos sobre la población exiliada, los países de acogida, el perfil de los científicos y las instituciones y publicaciones que crearon allá donde se radicaron, con una mirada especial en México.

Menciona como ejemplos el Colegio de México y la Casa de España (1938), el Ateneo Ramón y Cajal (1942), el Ateneo Español (1949), o los llamados "Colegios del Exilio", donde se mantenía la identidad española de los niños y donde los maestros republicanos podían continuar ejerciendo la profesión.

El documento hace también referencia a las Casas Regionales Valencianas en México y en París y a sus publicaciones y actividades, y a algunos arquitectos valencianos que continuaron ejerciendo en México, como Félix Candela, Ovidi Botella o Enrique Segarra.

Por otra parte, el CVC ha aprobado también hoy en pleno reclamar mayor protección del entorno de la zona arqueológica del Barranco de la Parra, donde se encuentra la Cueva del Conde de Pedreguer y cinco cuevas más con pinturas rupestres del paleolítico superior, así como sociedades cazadoras.

La Cueva del Conde está protegida como Bien de Interés Cultural (BIC) arqueológico pero ahora se pretende proteger un espacio más amplio, el de las otras cuevas que también tienen pinturas, que en el futuro obligará a redactar y aprobar un Plan Especial de Protección de acuerdo con el marca la Ley de Patrimonio, han indicado las mismas fuentes.

El CVC advierte además de que en la zona del Barranco de la Parra se ubican dos urbanizaciones que, "si crecieran, serían un riesgo para la protección de las cuevas y de los alrededores".

El informe del CVC, que se ha aprobado por unanimidad, considera que la delimitación del entorno prevista es adecuada, porque contiene un principio de cautela arqueológica (por si hubiera nuevos hallazgos arqueológicos) y preserva la cuenca visual del barranco.

Por último, se ha presentado al Pleno la Memoria 2018 del Consell Valencià de Cultura, que contiene todos los trabajos y actividades de esta entidad en el ejercicio anterior y que ha sido aprobada por unanimidad.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD