22-07-2019 / 16:40 h EFE

El alpinista y científico mostoleño Juan García Arriaza ha partido este domingo hacia Irán para iniciar su último reto: ascender el volcán más alto de Asia, el Damavand, situado en los Montes Elburz, cerca de la costa sur del Mar Caspio, que tiene 5.671 metros de altura.

Esta nueva expedición, que le llevará unas dos semanas de ascenso, se enmarca en su 'Reto Gigantes de Fuego', con el que García Arriaza pretende coronar el volcán más alto de cada continente, contando con el apoyo del Ayuntamiento de Móstoles, de Fuenlabrada y de la Sociedad Geográfica Española.

Actualmente, el Damavand es un volcán inactivo y aunque no se han registrado erupciones en tiempos históricos, cerca del cráter cimero existen fumarolas, ha explicado el propio García Arriaza tras una visita al Ayuntamiento de Móstoles, donde ha sido recibido por varios concejales.

Acompañado por su amigo Carlos Agüero, García Arriaza ya se encuentra de camino a Teherán, la capital de Irán, situada a unos 80 Km de la montaña y punto de partida de la expedición, cuyo ascenso durará alrededor de una semana, durante la cual se irá subiendo progresivamente sobre las laderas del volcán.

"Se establecerá un campamento inicial en la base de la montaña, a 2.227 metros, para posteriormente ir ascendiendo hasta los 3.000 metros en un primer lugar y luego hasta los 4.250 metros, donde se establecerá el último campamento, o Campo 3", ha señalado el alpinista.

Tras uno o dos días de aclimatación en la zona, el alpinista mostoleño pretende ascender a la cumbre desde el Campo 3, una ascensión que se realizará "por la ruta normal o ruta sur", superándose unos 1.400 metros de desnivel en un largo día de alrededor de 7 horas de actividad.

La gran altura, la aridez y sequedad del entorno, y las cambiantes condiciones climatológicas con fuertes vientos y bajas temperaturas pueden suponer "un serio problema", por lo que superar dichas dificultades será "un desafío mayúsculo", aunque la recompensa será "el disfrute de un paisaje espectacular".

De forma adicional, tal y como viene realizando en todas sus expediciones, García Arriaza realizará una obra solidaria en los alrededores del Damavand, donde tratará de visitar algún orfanato o pequeña escuela para repartir material escolar entre los niños del lugar.

Hasta el momento, el alpinista y científico mostoleño ha ascendido a los volcanes más altos de Norteamérica (Orizaba, 5.636 metros), de Centroamérica (Tajumulco, 4.222), de Africa (Kilimanjaro, 5.895), de Europa (Elbrus, 5.642) y de Sudamérica (Ojos del Salado, 6.893).

Su última expedición, en diciembre de 2018, fue en Suramérica, donde ascendió el Ojos del Salado, un volcán perteneciente a la cordillera de los Andes, que se halla enclavado sobre el límite entre Argentina y Chile y que, con 6.893 metros, es considerado como el volcán más alto del mundo.

A sus 45 años, García Arriaza destaca en dos vertientes, ya que además de ser un alpinista que está llevando a cabo este nuevo desafío deportivo, denominado 'Reto Gigantes de Fuego', también es científico y trabaja en el Centro Nacional de Biotecnología de Madrid.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD