22-07-2019 / 15:30 h EFE

Un problema de salud del abogado donostiarra Miguel Alonso Belza ha obligado este lunes a aplazar la vista en la que iba a ser juzgado por quebrantar presuntamente por segunda vez la orden de protección que el Juzgado de Violencia sobre la Mujer dictó en favor de su exnovia,

Esta orden, dictada tras la denuncia por malos tratos que ésta interpuso contra el letrado en 2017, impide a Alonso Belza aproximarse a menos de cien metros de su excompañera, "a su domicilio, a su lugar de trabajo y a cualquier otro sitio frecuentado por ella de forma habitual", y le prohíbe comunicarse con su víctima "por cualquier medio, de forma oral, escrita o visual".

El abogado, que había formado parte del Turno de Oficio de Violencia contra la Mujer de Gipuzkoa hasta que estalló este caso, se enfrenta ahora a una petición de un año de cárcel por parte de la Fiscalía, tras haber sido ya condenado el pasado mes de febrero a año y medio de prisión por haber quebrantado esta medida de protección.

El juicio que debía haberse celebrado este lunes ha sido fijado para el próximo 2 de septiembre.

Belza está pendiente además de la sentencia de la causa principal por maltrato a su exnovia después del juicio celebrado en junio, en el que el Ministerio Público solicitó penas que sumaban diez años de cárcel y la acusación particular una condena de 19 años.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD