19-07-2019 / 19:20 h EFE

El Juzgado de lo Social número 7 de Madrid ha emitido una sentencia que desestima la demanda de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) contra la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y los 285 estudiantes codemandados que hacían prácticas en dicha institución.

La Seguridad Social había demandado a la UAM y a estos alumnos que realizaban prácticas extracurriculares en diversas dependencias del campus, al considerar que mantenían una relación laboral en fraude de ley, tras una inspección realizada los días 16 y 23 de mayo de 2017, y dado que las funciones que realizaban no tenían relación con la formación académica que recibían.

En la sentencia, fechada el 18 de julio, el juez entiende que este modelo de prácticas extracurriculares se ajusta a derecho porque las funciones de los alumnos “se adaptan plenamente a la normativa que las regula, precisamente por estar totalmente desvinculadas de su formación académica, puesto que no forman parte del plan de estudios”.

Dichas prácticas remuneradas, que la UAM convocaba cada año mediante una selección atendiendo "principalmente a la situación económica del alumno", tienen como fin el “desarrollo de otras competencias transversales”, entre ellas competencias sociales para atender al público o el manejo de aplicaciones informáticas.

En concreto, los alumnos en prácticas externas realizaban una jornada de 18 horas semanales a cambio de una retribución de 300 euros al mes o bien 25 horas semanales y 600 euros al mes. Normalmente las solicitudes superaban las 2.000 para menos de 300 plazas.

En los hechos probados, la sentencia afirma que "las prácticas extracurriculares no forman parte del plan de estudios y son de carácter voluntario". Su finalidad es que "el alumno salga de su zona de confort y conozca la realidad del mundo laboral, para mejorar sus habilidades sociales cara a la empleabilidad".

Además, el juez considera que los casos puestos como ejemplo por la inspección “encajan con el precepto regulador de las prácticas externas sin que se pueda derivar de ello que existe una relación laboral”.

En la visita de la inspección, se entrevistaron a 48 alumnos y a sus tutores y al resto se les pidió que rellenaran una encuesta, según el fallo al que ha tenido acceso Efe.

De las dos situaciones recogidas por la inspección "no se desprende ningún tipo de relación laboral, muchos menos se puede pretender que la Universidad Autónoma haya contratado a 285 personas en fraude de ley, porque el fraude no se presume, hay que probarlo”.

La sentencia destaca además el hecho de que “todos los servicios y dependencias de la Universidad funcionan actualmente”, aunque se haya suspendido el programa de prácticas extracurriculares en 2017.

En conclusión, "no habiéndose acreditado ni por indicios la existencia de relación laboral" entre la Universidad Autónoma y los 276 estudiantes codemandados se desestima la demanda de la Tesorería General de la Seguridad Social y se absuelve a la Universidad y a los 285 alumnos.

La UAM acoge "con satisfacción" esta sentencia que reconoce "la plena legalidad de su programa de prácticas extracurriculares", cuya prioridad ha sido "siempre garantizar que los estudiantes tienen acceso a programas de prácticas de calidad que refuercen su formación y mejoren su empleabilidad".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD