19-07-2019 / 13:50 h EFE

Los padres de cuatro niños han denunciado a un laboratorio, a empresas importadoras y distribuidoras de medicamentos y a dos farmacias por fabricar, distribuir y vender un producto crecepelo que se les suministró por error a estos menores de 1 año, en lugar del tratamiento para el reflujo que padecían.

La denuncia penal, a la que ha tenido acceso Efe, se ha presentado ya por presuntos delitos contra la salud pública y de lesiones, y se está a la espera de que se reparta al juzgado de instrucción que corresponda.

Los cuatro menores cuyos padres han presentado la denuncia tenían menos de un año cuando se produjo este suceso, pero un informe del departamento de Farmacovigilancia de la Consejería de Sanidad de Cantabria, donde ocurrieron los hechos, recoge que se han notificado diez casos.

Los niños fueron diagnosticados de reflujo gastroesofágico en el centro de salud de Los Corrales de Buelna, donde les prescribieron una fórmula magistral elaborada con Omeprazol, que ingirieron durante varios días.

Ese preparado que se suministró a los menores fue elaborado en una farmacia de Los Corrales de Buelna y también en otra de Santander.

Los padres se alertaron por la aparición de vello en los menores, sobre todo en la zona facial, y desde el centro de salud se dio comunicación al Servicio de Farmacovigilancia de Cantabria.

La reacción adversa se notificó a la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios el pasado 12 de junio, que ordenó la retirada del producto del mercado.

Como medidas cautelares, se decidió retirar del mercado todas las unidades distribuidas del lote afectado y que las comunidades autónomas realizaran un seguimiento.

La denuncia penal la ha presentado el despacho de Francisco Javier Díaz Aparicio, que en su argumentación incide en que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios no ha comunicado a día de hoy el resultado de las investigaciones, "manteniendo a los progenitores totalmente al margen de las actuaciones que se han llevado a cabo".

La denuncia subraya la "escasa información" que se ha dado a los padres de los menores afectados y señala que la que tienen se la ha facilitado los pediatras que prescribieron el fármaco, que continúan sometiendo a los niños a pruebas y controles.

La denuncia va acompañada de diversa documentación, como el informe de una pediatra en el que consta que la causa de la aparición del vello en uno de los menores se debe a que el producto que se le suministró contenía minoxidilo en vez del Omeprazol prescrito.

Según la información proporcionada por la pediatra, y que consta en la denuncia, el minoxidilo es un vasodilatador empleado como crecepelo.

La denuncia también indica que los menores deben someterse a más pruebas para comprobar si existe daño cardíaco, y resalta las consecuencias de la ingesta del producto son "imprevisibles en el momento actual".

La denuncia se dirige contra el laboratorio que fabricó el producto, su importador, las empresas distribuidoras y los farmacéuticos.

Pero aclara que en el caso de estos últimos cabe la posibilidad de que hayan actuado "inducidos por el error de encontrarse en la creencia" de que el producto que les suministraron era Omeprazol y no lo que resultó a ser.

Se pide que se les cite a declarar como investigados porque así tienen mayores garantías en su derecho a la defensa.

La denuncia también solicita que se cite a la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitario y a la Consejería de Sanidad de Cantabria como posibles responsables civiles subsidiarios, al tratarse de organismos "encargados de velar por el cumplimiento de la normativa reguladora de la expedición de medicamentos".

Fuentes de la Consejería de Sanidad consultadas por Efe han destacado la rapidez con la que actuó este departamento y la celeridad con la que se retiró del mercado el lote "defectuoso".

En un informe de ese departamento, se explica que al tener conocimiento de los primeros casos por medio del Centro de Farmacoviligancia se realizaron comprobaciones, tomas de muestras e inspecciones. Y se añade que, tras esas primeras comprobaciones, "las principales sospechas recayeron en un lote de Omeprazol", cuya distribución en Cantabria era "muy limitada".

Recuerda que el 11 de julio la Agencia Española del Medicamento acordó como medida cautelar la retirada del mercado del producto e indica que en muestras recogidas se encontró el principio activo minoxidilo.

La Consejería agrega en ese informe que continúan las investigaciones para determinar en qué punto de la cadena de suministro del principio activo se ha dado esta "incidencia" que ha llevado a este "defecto de calidad".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2019
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD