18-07-2019 / 17:50 h EFE

Sólo el 19 por ciento de los jóvenes menores de 30 años ha logrado emanciparse en España, un porcentaje que en Cantabria no llega ni al 17 por ciento, según un estudio del Consejo de la Juventud con datos del cuarto trimestre de 2018.

Según ese informe, 2018 que concluyó con la menor proporción de la última época de personas de 16 a 29 años residiendo fuera del hogar familiar.

Junto con Cantabria otras cinco comunidades autónomas (Andalucía, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura y el País Vasco), no llegan ni al 17 % de los jóvenes emancipados, entre otras cosas porque para que un joven pueda alquilar en solitario tiene que destinar más del 90 % de su salario.

Por eso, también, el alquiler ha perdido algo de terreno como fórmula mayoritaria entre los jóvenes emancipados (del 60,6 % en 2017 al 59,2 % en 2018), que no pueden dar el salto a la compra (sólo el 11,6 % con propiedad pagada y el 17,4 % con hipoteca) y que optan cada vez más a casas cedidas o a bajo precio (el 12 %).

Estos son algunos de los datos que se reflejan en el Observatorio de Emancipación Juvenil del segundo semestre de 2018, que presenta este jueves el presidente del Consejo de la Juventud, Manuel Ramos, y el sociólogo que ha trabajado en el proyecto, Joffre López, una "fotografía" de los principales problemas que tiene la juventud en cuanto a la vivienda y a nivel laboral o académico.

Y no es que en el último trimestre de 2018 se haya producido un desplome repentino de la autonomía residencial de la población joven en España, sino que culmina un proceso que arrancó en 2009 y que, de una manera más o menos ininterrumpida, ha ido prolongándose hasta hoy, según el balance que se hace de las cifras en el Observatorio.

La proporción de jóvenes emancipados estuvo aumentado entre 2001 y 2008, pero a partir de ese último año ha ido disminuyendo hasta regresar a cuotas semejantes a las de mediados de la década de los noventa.

El informe indica que la relación entre el compra de una vivienda libre y el salario anual neto que percibe una persona de 16 a 29 años necesario en Cantabria, Madrid, el País Vasco, Cataluña, Baleares, Canarias y Andalucía es de 12 veces o más.

En Galicia, Asturias, Navarra, Aragón, La Rioja, Comunidad Valenciana, Murcia, Extremadura y Castilla y León necesita de 9 a 12 veces y en Castilla-La Mancha es de 5 a 9.

Los que mejor están son los jóvenes de La Rioja, Baleares y Cataluña menores de 30 años, que tienen la tasa de emancipación más alta en España, el 30 por ciento.

En torno o ligeramente por encima del 20 % están los menores de 30 años de los madrileños, aragoneses, navarros, valencianos y canarios para poder emanciparse.

La diferencia es aún mayor por sexos y en ningún caso las mujeres superan a los hombres en sus respectivos territorios.

Solo las catalanas rozan el 20 % y en Castilla-La Mancha, Andalucía y el País Vasco apenas sobrepasa el 10 por ciento.

En cuanto a la tasa de actividad de esta franja de edad, la más alta es la de Cataluña (ligeramente superior al 60 %) y la más baja está en Asturias (algo más del 40 %).

La tasa de empleo también es más alta en Cataluña, casi el 50 %) y la más baja es la de Castilla-La Mancha, con un 30 por ciento.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD