18-07-2019 / 17:31 h EFE

La Hermandad del Valle ha presentado un escrito en el Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla, que procesó a un exmayordomo de la cofradía por presuntamente haberse quedado con 210.660,26 euros, en el que no formula una petición de condena sino que se adhiere a la que haga la Fiscalía.

En un comunicado difundido a través de su página web, El Valle explica que "toma como suyos los hechos expuestos, con carácter indiciario y presuntivo", por la jueza de instrucción en el auto de procesamiento, en el que atribuye a A. M. C. L. los delitos de apropiación indebida y falsedad documental.

El Valle también "se adhiere a la calificación penal de los hechos del Ministerio Fiscal", al que define como "garante de la legalidad en defensa de los intereses generales y en este caso también de los particulares de la Corporación".

"La hermandad cumple de esta manera el mandato del cabildo general de hermanos para impulsar el pleno esclarecimiento de los hechos acontecidos y deposita su confianza en las instituciones judiciales, sin formular una acusación expresa ni petición de condena independiente del Ministerio Público", insiste.

"La junta de gobierno desea que el esclarecimiento de estos hechos se residencie en el foro adecuado y evite con ello dañar a la hermandad más de lo que los propios hechos acontecidos hayan provocado", añade el comunicado.

La cofradía está personada como acusación particular por mandato de su cabildo general de hermanos y su objetivo es "el esclarecimiento de los hechos y la recuperación del patrimonio", según declaró a Efe el abogado que defiende sus intereses, Antonio Cadillá.

Tras un informe pericial de las cuentas de la hermandad y el análisis de los movimientos y los resultados que el investigado presentaba cada año al Cabildo de hermanos, la magistrada Pilar Ordóñez vio motivos suficientes para atribuirle ambos delitos porque consideró que se había producido un "descuadre" y que se habían falseado las cuentas.

El investigado, que se encargó de la mayordomía a partir de 2007, la dejó en junio de 2015, cuando informó al cabildo de que el saldo de la cuenta de la hermandad era de casi 27.000 euros, si bien su sucesor comprobó que en realidad había poco más de 100.

El mayordomo admitió haber sustraído dinero de la cuenta y tener una deuda con la hermandad de 77.152 euros que se comprometió a pagar, pero extendió varios cheques que no pudieron ser cobrados al carecer de fondos.

Tras una nueva reunión con los dirigentes de la corporación, A.M.C.L. firmó otro documento y reconoció que debía 56.847 euros que se comprometió a pagar, aunque tampoco lo hizo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD