18-07-2019 / 15:21 h EFE

La organización ecologista GEPEC-EdC ha rechazado este jueves el proyecto de ampliación del vertedero de Tivissa, que prevé casi cuadruplicar su capacidad actual y reclama que la empresa promotora redacte un nuevo informe ambiental "más riguroso".

Los ecologistas consideran "desproporcionado" el uso que se está haciendo del vertedero de Tivissa, "que ha pasado de ser un vertedero que pretendía resolver las insuficiencias de los residuos comarcales a convertirse en un macrovertedero industrial en continua ampliación que recoge los residuos de toda Cataluña".

El Plan Especial Urbanístico para la ampliación del vertedero de Tivissa se encuentra en fase inicial de tramitación.

La evaluación ambiental estratégica, preceptiva para instalaciones industriales con incidencia ambiental, abre un plazo de consultas a las partes interesadas, a fin de identificar los aspectos ambientalmente relevantes y las obligaciones jurídicas que existen, así como establecer los objetivos ambientales que han regir el Plan.

En este sentido, GEPEC-EdC considera que el informe presentado por los promotores del Plan, Gestión y Recuperación de Terrenos S.A., y redactado por una consultora de Girona, "presenta déficit relevantes y no la mínima calidad técnica para poder evaluar correctamente los impactos del Plan sobre el medio ambiente y la salud de las personas".

Según la organización ecologista, algunas de las carencias detectadas son la "falta de concreción" en datos relevantes para el planeamiento, como vectores relativos al agua, energía, emisiones y transporte.

También la evaluación de los riesgos durante el saneamiento y reapertura del antiguo vertedero comarcal clausurado, ya que deberían "desenterrar toneladas de residuos acumulados y de características muy variadas, algunos de ellos contaminantes o inflamables".

Gepec EdC detecta también una insuficiente protección del paisaje y falta de un plan de prevención de incendios.

El documento presentado por la empresa propone un franja de protección de unos 70.000 metros cuadrados, mientras que los ecologistas proponen ampliarlo a 100.000 m².

Los ecologistas consideran que el informe ambiental tampoco hace ninguna mención a los impactos que se pueden producir debido a la ampliación sobre la fauna de las islas del río Ebro y sobre los anfibios que habitan la zona, y aseguran que los estudios de la empresa no aportan documentación sobre la presencia del águila perdicera.

Por último, GEPEC-EdC denuncia la falta de controles administrativos sobre el análisis de los residuos, tales como controles específicos sobre los piezómetros para determinar si existe contaminación de las aguas subterráneas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD