17-07-2019 / 13:31 h EFE

El impuesto sobre bebidas azucaradas envasadas aumenta la esperanza de vida, mejora su calidad y reduce los costes sanitarios, según un informe realizado por el Instituto Catalán de Evaluación de Políticas Públicas (Ivàlua), que considera el impuesto de la Generalitat "eficiente para combatir la obesidad".

El informe contempla dos escenarios en función de los datos utilizados sobre la reducción del consumo de este tipo de bebidas que ha provocado el impuesto por el aumento de precios de estos productos.

Así, si el consumo de bebidas azucaradas se ha reducido en un 15,4 %, el importe significaría un ahorro de 63,32 millones para el sistema sanitario derivado de la mejora de salud de la población catalana de más de 20 años a lo largo de su vida.

Teniendo en cuenta que los costes de diseño, implementación y gestión del impuesto se estiman en 2,16 millones en el mismo período, el ahorro para la sociedad se cifra en 61,16 millones.

En el escenario en el que la reducción de consumo que se asume es del 2,2 %, el ahorro en los costes para la sociedad se estima en 6,85 millones de euros.

En el primer escenario, y al alargarse la esperanza de vida, el conjunto total de la sociedad ganaría casi 9.400 años de vida y, en el segundo, más de 1.300 años.

Uno de los autores del estudio, Ramon Sabes-Figuera, ha explicado que, dado que supone una mejora en la salud de la población y un ahorro en los costes para la sociedad, este impuesto es "eficiente" en términos económicos.

Además, según Ivàlua, el impuesto también reduce considerablemente la incidencia de enfermedades relacionadas con la obesidad, por lo que recomienda mantenerlo.

Este impuesto catalán a las bebidas azucaradas, que entró en vigor en mayo de 2017, lo gestiona la Agencia Tributaria de Cataluña y aportó el año pasado 42 millones de euros.

El impuesto grava el consumo de bebidas azucaradas envasadas y, en la práctica, afecta a refrescos o sodas, bebidas de néctar de frutas y zumos de frutas, bebidas deportivas, aguas con sabores y bebidas energéticas.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) declaró nulo el decreto del gobierno catalán que regula este impuesto, aunque la Generalitat ya ha anunciado su intención de recurrirlo.

La Generalitat encargó este estudio a Ivàlua, un consorcio participado por la Generalitat, la Diputación de Barcelona y la Universidad Pompeu Fabra.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD