13-07-2019 / 12:00 h EFE

La Federación de Autoescuelas de Cataluña (FAC) ha convocado para el próximo martes una manifestación para reclamar a la Dirección General de Tráfico (DGT) "soluciones inmediatas" ante la falta de examinadores y las listas de espera que, denuncian, llegan en algunos casos a los siete meses.

Bajo el lema "AutoSOScoles", las autoescuelas catalanas han convocado a centenares de automóviles para realizar una "marcha lenta" entre las 10.30 horas y las 11.30 horas alrededor de la sede de la Delegación del Gobierno con el objetivo de "presionar" a la DGT y al Ministerio del Interior para que "encuentren una solución".

Según ha sostenido la organización en un comunicado, Cataluña cuenta desde hace cinco años con una bolsa permanente de 50.000 alumnos que se ven obligados a esperar entre seis y siete meses para examinarse de la prueba práctica de conducción, lo que demuestra, han aseverado, que hay un "colapso en el sistema".

En Barcelona, esta bolsa llega a 40.145 personas, mientras que en Girona se reduce a 7.600, en Tarragona los tiempos de espera son de alrededor de tres meses y Lleida es la única provincia catalana con una situación "normalizada", aunque también hay "falta de efectivos y un centro de exámenes cerrado".

La FAC critica, además, la efectividad del sistema CAPA, según el cual se asigna a cada autoescuela un cupo de aspirantes que pueden ir a examen en función de la cantidad de alumnos que haya aprobado la prueba teórica.

"Este sistema sería efectivo si partiésemos de una situación normalizada, sin una bolsa de alumnos pendientes de examen y con el personal examinador adecuado", ha señalado la federación, que ha pedido "modificar" este método.

La protesta del martes se sumará, además, a la ya realizada dos semanas atrás, cuando la Federación de Autoescuelas de Barcelona (FAB) llevó a cabo una marcha desde la Plaza de España hasta la sede de la Prefectura Provincial de Tráfico, ubicada en el denominado edificio La Campana de la capital catalana.

"Pese a estas acciones de protesta, la DGT no ha dado respuesta para poner fin a esta situación tan perjudicial para los alumnos de las autoescuelas ni para las propias autoescuelas, que viven desde hace cinco años con el riesgo de cerrar", ha denunciado la presidenta de la FAB, Tere Coll.

De acuerdo con la portavoz, la entidad se reunió con representantes de la Delegación del Gobierno tras la manifestación de junio para exigir que se trasladase a Madrid la problemática y se pidiesen "soluciones definitivas, urgentes y rápidas" o, de lo contrario, continuarían con las movilizaciones.

Las autoescuelas sitúan el origen de la problemática en 2014, cuando se jubilaron muchos examinadores, especialmente en la provincia de Barcelona, que no fueron sustituidos por nuevos trabajadores por lo que se generó un "desbarajuste" en las ratios.

Este escenario empeoró -dicen- con la segunda huelga de examinadores, que se produjo en 2017 y duró alrededor de medio año, dejando "una bolsa de alumnos pendientes imposible de absorber".

Desde entonces, muchas empresas han tenido que permanecer durante largos períodos paralizadas hasta dos días antes del examen, una situación que, aseguran, se ha ido "dilatando cada vez más".

Además, la FAC lamenta que sus solicitudes "no se resuelven y en ningún caso se ha hecho un plan serio con todas las partes implicadas, un objetivo concreto y definido y con los elementos personales, administrativos y examinadores necesarios para llevarlo a cabo".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD