13-07-2019 / 10:20 h EFE

Una alumna del instituto "Ros Giner" de Lorca (Murcia) que sufrió la pérdida de la falange de un dedo y lesiones en otro al saltar la valla del centro para salir del mismo no tiene derecho a percibir la indemnización de 39.570 euros que, en su nombre, reclamaron sus padres a la Consejería de Educación del gobierno murciano.

Así se recoge en un dictamen emitido por el Consejo Jurídico de la Región de Murcia (CJRM) que coincide con el instructor del expediente en que el accidente sufrido por esta alumna de cuarto curso de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) fue debido a su propia conducta, no a un deficiente funcionamiento de los servicios educativos.

El informe, al que ha tenido acceso Efe, señala que los padres expusieron en su reclamación que el suceso se produjo por la falta de vigilancia del profesorado y, también, por lo que consideraban un deficiente estado de las instalaciones escolares, por lo que la administración regional debía responder de lo ocurrido por la vía de la responsabilidad patrimonial.

Y añadieron que como consecuencia del accidente, su hija había sufrido no solo lesiones físicas, sino también psíquicas, hasta el punto de que había requerido la atención de los servicios de de salud mental.

Al expediente fueron incorporados dos informes de la dirección del centro en los que se indicaba que el suceso, producido en enero de 2017, se originó cuando la estudiante saltó la valla exterior del instituto para ausentarse del mismo.

Y se añadía en los mismos que en esos momentos el grupo al que pertenecía la menor se encontraba en clase, donde era atendido por una profesora de guardia.

La dirección del instituto señalaba igualmente que el centro iba a ser sometido a obras de mejora, pero que la valla donde la alumna se produjo las lesiones no presentaba riesgo alguno, por lo que las mismas fueron debidas a "una actuación inadecuada e imprudente por su parte".

Por otra parte, comentaban que la valla servía para evitar que personas ajenas al instituto pudieran acceder a su interior.

El CJRM, al respaldar la propuesta desestimatoria de la reclamación, comenta que la administración educativa no tiene responsabilidad alguna en el percance, que atribuye a la "forma aventurada" de la estudiante al intentar saltarla.

Y añade que, además, la menor incumplió su obligación de asistir a clase y recibir la formación debida.

El dictamen concluye que, en consecuencia, no se ha demostrado la existencia de la relación de causalidad entre el daño por el que se reclama y el funcionamiento de los servicios públicos, necesario para que nazca la responsabilidad patrimonial de la administración.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD