11-07-2019 / 13:31 h EFE

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha anulado parcialmente las normas urbanísticas de Muñopedro, en Segovia, y obligan a proteger la Dehesa del Caballero, un bosque de encina que se parceló y en el que hay autorizadas siete

En concreto la sentencia anula la categorización de las parcelas ocho a diecinueve como suelo rústico de asentamiento irregular y se insta al Ayuntamiento y la Junta que pasen a ser suelo rústico en la "categoría reglada que corresponda por su elevado y reconocido valor natural".

La sentencia la ha facilitado este jueves Ecologistas en Acción de Segovia que fue quien presentó la demanda y afecta a más de 1,2 millones de metros cuadrados de esa dehesa que deben tener protección natural.

En 2005 se autorizó parcelar esa zona y llevar agua y luz, y sucesivamente se autorizaron siete viviendas hasta que en el 2012, la asociación ecologista, según ha recordado este jueves en un comunicado, impugnó la autorización de una octava y la Junta cambió de criterio y revocó la autorización y el TSJCYL ratificó su anulación y ordenó su demolición.

Y el Ayuntamiento de Muñopedro y el Servicio Territorial de Urbanismo de Segovia acordaron aprobar unas normas municipales para legalizar la vivienda y conceder las cuatro que faltaban; para lo que plantearon que las doce parcelas pasarán a ser de suelo rústico de asentamiento irregular en lugar de suelo rústico con protección natural.EFE

mr

La asociación ecologista ha recordado que la Consejería de Fomento prohibió la posibilidad de nuevas viviendas, pero mantuvo la categoría de asentamiento irregular que "permitiría legalizar la vivienda con sentencia de demolición y realizar ampliaciones en las existentes, y otros usos constructivos, aunque no viviendas nuevas".

Ahora, el Tribunal Superior de Justicia ha sentenciado que esa zona ha de ser clasificado como suelo rústico con protección natural y ordena al Ayuntamiento de Muñopedro y a la Junta de Castilla y León que modifiquen las Normas Urbanísticas para ordenar su protección natural.

Se trata, han recordado los ecologistas, de una finca en un hábitat protegido de bosque de encinas, integrado en la Red Natura 2000, como ZEC y ZEPA Valles del Voltoya y del Zorita y es área crítica de águila imperial ibérica.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD