09-07-2019 / 17:50 h EFE

La Guardia Civil ha detenido al hermano del autor confeso del asesinato de su pareja, Monika A., ocurrido este lunes en Salas de los Infantes (Burgos), bajo la acusación de malos tratos verbales y físicos a su cuñada.

Los dos hombres, de nacionalidad búlgara, ejercían la violencia verbal y física contra la víctima de forma habitual en el hogar, por lo que todo lo que ocurría quedaba en un plano íntimo y, al parecer, no lo conocían más personas, según ha informado a Efe el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente.

El presunto asesino, un hombre de 39 años que junto con su hermano pasará mañana a disposición judicial, se entregó en el cuartel de la Guardia Civil de Salas de los Infantes y se confesó autor de la agresión a Mónika A., a la que clavó un arma blanca y, según fuentes de la investigación, empujó para que cayera por la ventana de la vivienda del primer piso donde ayer se produjo la agresión.

En las últimas horas ha sido detenido también el hermano del agresor y cuñado de la víctima, acusado de la violencia verbal y física de la que era víctima Mónika A., de 28 años, lo que según el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente, puede constituir un delito de violencia doméstica.

De la Fuente ha explicado que el hermano del autor material de la agresión mortal a la mujer actuaba de manera que amenazaba y golpeaba a Mónika A. cuando su pareja no estaba en la vivienda que ocupaban en Salas de los Infantes.

El subdelegado ha apuntado que había otros miembros de la familia que eran también víctimas de las agresiones de ambos hombres.

Mónika A. y su pareja tenían dos niñas menores de edad que desde el día 28 de junio, cuando hubo un incendio en la vivienda familiar de Salas de los Infantes (Burgos), vivían con su madre y el padre de ésta en la localidad soriana de San Leonardo de Yagüe.

La joven fue apuñalada por su pareja en el interior de la vivienda de Salas de los Infantes en la que ya no residían tras el incendio que se había registrado el 28 de junio pasado, un hecho que ahora se está investigando de nuevo tras archivarse en un primer momento.

Tras agredir a la mujer, su pareja salió de la vivienda y se encaminó al Cuartel de la Guardia Civil de la localidad, situado a unos 300 metros, donde se confesó autor de la agresión.

La mujer apareció en un patio interior de la parte trasera de la vivienda con, al menos, una profunda puñalada en la parte alta del tronco, aunque aún con vida, por lo que se investiga si saltó para intentar huir del agresor, se cayó o fue tirada por el hombre.

Fuentes de la investigación han explicado a EFE que intentarán reconstruir lo que ocurrió en la vivienda desde unos minutos antes de la muerte de Mónika A. porque, según los testimonios de algunas vecinas, la mujer llegó a asomarse al patio trasero de la vivienda para pedir ayuda, antes de caer desde el primer piso al suelo empujada por el hombre, aunque en ese momento ya había resultado herida por arma blanca.

A la concentración de repulsa por lo ocurrido que se celebró ayer en Salas de los Infantes, junto a la vivienda donde Mónika A. fue asesinada, se han sucedido las convocadas este mediodía a las puertas de las nueve subdelegaciones del Gobierno en Castilla y León y la convocada para las ocho de esta tarde en Burgos por varios colectivos feministas.

Monika A. recibirá mañana sepultura en la localidad soriana de San Leonardo, municipio donde residía con su padre y al que se trasladó después de incendio de su vivienda en Salas de los Infantes.

La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha confirmado que el asesinato de Monika A.A. es un crimen machista, el número 28 de este año y el 1.004 desde que comenzaron a registrarse las estadísticas en 2003.

De las 28 mujeres asesinadas, solo cuatro habían denunciado al agresor, el 14,28 %. Además, continúan en investigación los casos de Romina Celeste, asesinada en Lanzarote a principios de año, y el de Lisbete, de 29 años, muerta en Ayamonte (Huelva).

Desde 2003, 1.004 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas. Además, son 28 los menores asesinados por sus padres o las parejas o exparejas de sus madres desde 2013, año en que pasaron a formar parte de las estadísticas, y otros 250 han quedado huérfanos desde entonces.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD