08-07-2019 / 19:00 h EFE

El conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, ha explicado que, del total de residuos municipales generados en Cataluña el año pasado, el 41,8 % correspondía a la recogida selectiva, es decir, 1,66 millones de toneladas.

Así lo ha asegurado este lunes en la presentación de los datos de generación de residuos municipales en Cataluña durante el año 2018, acto que ha presentado junto al director de la Agencia de Residuos de Cataluña (ACR), Josep Maria Tost.

Este porcentaje representa un aumento con respecto el año anterior del 8,4 %, que según el conseller, es atribuible a "una mayor concienciación ciudadana, al efecto de las campañas de sensibilización sobre la ciudadanía, al incremento de la dotación de ayudas a los entes locales para el fomento de la separación de los residuos municipales, y a la subida del canon de los residuos municipales", entre otros.

El incremento de los cánones sobre la disposición del desperdicio de los residuos municipales se hace de forma progresiva y continuada hasta el año 2020 (hasta cerca de 50 euros por tonelada si va al vertedero y de 25 euros por tonelada si se incineran) para encarecer el coste de las opciones de gestión ambientalmente menos adecuadas.

Según el conseller, "la recogida selectiva también forma parte de las acciones ante la emergencia climática declarada por el Govern hace unas semanas. La recogida selectiva evitó el año pasado la emisión de 500.000 toneladas de gases efecto invernadero".

El conseller se ha mostrado satisfecho con los resultados, aunque ha recordado que "hacen falta más esfuerzos para incrementar la recogida selectiva, implantando modelos eficientes como el puerta a puerta (activo el 2018 en 196 municipios catalanes), los contenedores inteligentes, modelos de pago por generación y mejor recogida diferenciada en el comercio".

Solo hay una comarca, la Cerdanya, que se encuentre por debajo del 30 % de recogida selectiva, mientras que las comarcas por encima del 50 % de selectiva llegan a diez, encabezadas nuevamente por Osona.

"A nivel municipal -ha explicado Calvet- 295 municipios, aproximadamente un tercio de los municipios de Cataluña, consiguieron una recogida selectiva de más del 50 %".

El año pasado se generaron 3,9 millones de toneladas de desperdicios, que corresponden a 1,4 kilos por habitante y día.

En comparación con los indicadores económicos de Cataluña -el PIB y la variación interanual PIB-, la generación y variación de la generación per cápita se sitúan por debajo del crecimiento económico, confirmando la tendencia de los últimos años de disociación de la generación de residuos y el crecimiento económico.

La fracción resto (la que no se recoge de forma selectiva) se mantuvo estable. Aparte del 42 % de la recogida selectiva, "el 35 % del resto se ha destinado a los vertederos, el 18 % se ha valorizado energéticamente y el 5 % han sido pérdidas".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2019
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD