05-07-2019 / 19:31 h EFE

Un grupúsculo de extrema derecha atizó anoche las protestas contra los menores extranjeros no tutelados que viven en un centro en El Masnou, según el conseller de Asuntos Sociales, Chakir el Homrani, que ha calificado los hechos como "de extrema gravedad" y ha anunciado que ejercerán la acusación.

Los hechos ocurrieron pasadas las 21:00 horas de anoche cuando, al acabar una manifestación de rechazo y condena de la agresión sexual a una chica de El Masnou el pasado sábado por parte de un menor tutelado, un grupo de manifestantes se plantó ante el albergue Josep maría Batista i Roca, donde viven medio centenar de menores extranjeros no acompañados y profirieron insultos y amenazas.

Algunos de los menores se subieron al tejado, mientras unos manifestantes entraron en el recinto y agredieron a algunos menores, cuatro de los cuales resultaron heridos leves, igual que dos de los adultos que estaban en la casa.

Aunque el menor acusado de perpetrar el sábado la agresión sexual ya ha ingresado, por orden del juez de menores, en un centro de justicia juvenil de régimen cerrado, los manifestantes culpaban a todos los menores de la situación de inseguridad y reclamaron que fueran desalojados del albergue.

El conseller, que se ha reunido este viernes con el alcalde de El Masnou, Jaume Oliveras, ha señalado sin paliativos a miembros de extrema derecha de alentar el ataque "que estaba organizado" y fomentar la estigmatización de los menas "traspasando una línea roja".

El conseller ha hecho un llamamiento a la convivencia y ha dicho que "grupúsculos de extrema derecha han actuado en un espacio público de protección, donde profesionales del ámbito social atienden a un colectivo tan vulnerable como son los menores de edad".

"No vamos a permitir esta situación. Actuaremos y pediremos la máxima contundencia a la justicia", ha remachado El Homrani, que ha anunciado que acusarán a los atacantes de los delitos de odio con motivos racistas y xenófobos, lesiones, amenazas y coacciones, violación del domicilio y de entrada en un establecimiento público, así como de desórdenes públicos e incitación a cometerlos.

"No podemos permitir que esto ocurra ninguna parte. Nuestro compromiso es con la convivencia", ha destacado el conseller, que ha subrayado: "No podemos permitir que esta minoría gane el relato, no podemos permitir que el colectivo de adolescentes y jóvenes migrados acabe siendo estigmatizado y tenga que sufrir estos niveles de violencia, como tampoco podemos permitir que se amenace y sufran estos niveles de violencia las educadoras y los educadores o las entidades".

El Homrani ha insistido en que la lacra de la violencia machista "no tiene orígenes, ni nacionalidades, ni edades, ni clases sociales y no podemos permitir este ejercicio del estigma, porque atenta contra los derechos más básicos de nuestra sociedad".

El conseller ha agradecido la labor y la colaboración del Ayuntamiento de El Masnou y de los más de 120 municipios que acogen centros donde se atienden estos jóvenes, aunque el alcalde de El Masnou ha pedido "más recursos" y reforzar al cuerpo de los Mossos d'Esquadra por el auge de la extrema derecha.

El alcalde ha anunciado que desde el Ayuntamiento se ha convocado a varias entidades del municipio para "dar una respuesta cívica, serena y contundente y contra la estigmatización de cualquier colectivo y contra la xenofobia".

El grupo parlamentario de PSC-Units per Avançar ha instado al conseller El Homrani, a convocar, antes de que acabe julio, una "comisión de crisis" en el Parlament para abordar cómo se pueden evitar actos "racistas y xenófobos" como los sucedidos en El Masnou.

Por su parte, la Asociación de ex Menas ha criticado la situación de "desprotección" y "estigmatización" que sufren los menores extranjeros no acompañados en Cataluña por la generalización que se hace de hechos delictivos que cometen unos pocos.

Miembros de la asociación han acudido esta tarde al albergue de El Masnou para conocer de primera mano lo que ocurrió anoche.

La miembro de la Asociación de ex Menas Lamiae Abassi ha explicado a Efe: "Por los vídeos que hemos visto hasta ahora, se desprende que no hubo suficiente vigilancia" y ha criticado la visibilidad que se da a los menas que se saltan la legalidad, en contraposición a cuando es un menor autóctono el que comete un delito.

Según la exmena, "es necesario que la Generalitat les defienda más porque vienen desprotegidos y solos, esperan recibir ayuda y lo que se encuentran es que ya llegan estigmatizados".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2019
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD