04-07-2019 / 14:30 h EFE

La psicóloga y especialista en técnicas proyectivas, Estíbaliz Martínez de Cañas, ha afirmado que el dibujo sirve para conocer los problemas de la infancia, ya que “estos brotan en las figuras o en los elementos que representan sobre el papel”.

Martínez de Cañas ha ofrecido este jueves en la Universidad de La Rioja la conferencia ‘Espacio práctico: Técnicas proyectivas: el dibujo’ que pertenece al Curso de Verano sobre la ‘Intervención con infancia en situación de riesgo que se imparte en la Edificio Politécnico.

La especialista, en una rueda informativa previa, ha explicado que los niños y niñas “transmiten de manera inconsciente en sus representaciones”.

Ha explicado que, para lograr esto, utiliza una técnica que consiste en dibujar una casa, un árbol y una persona; y, a través de esos elementos que están relacionados con el ámbito familiar, social y personal, “vamos distinguiendo el significado de cada uno de los dibujos, ya sea por su forma o tamaño por ejemplo”, ha indicado.

A su vez, ha afirmado que el uso de esta técnica se debe a que es muy cercana a los niños y niñas, ya que es lo primero que aprenden y por lo tanto, “nos permite romper la primera resistencia que pueda tener el niño o la niña”, ha asegurado.

“Es una forma de conocer los problemas que los niños y niñas han tenido ya que “estos brotan en las figuras o en los elementos que representan sobre el papel”, ha indicado la especialista.

Además, ha puntualizado que esta técnica no consiste únicamente en dibujar una casa sino en cómo se ha dibujado, y por ejemplo, ha explicado que si la vivienda tiene agujeros “significa que hay señales de maltrato y a partir de ahí, es más fácil que pueda sacar un hilo conductor para conocer su historia”.

Martínez de Cañas ha señalado que otros de los elementos que se pueden apreciar en los dibujos de estos niños y niñas son las líneas quebradas o la presencia de borrones, “lo que significaría que pueden estar frustrados o hay un elemento en su ámbito familiar que no está bien”.

Por otra parte, la especialista ha subrayado que esta técnica no solo se usa para las terapias con niños y niñas, sino también con los adultos, aunque ha admitido que estos se muestran más reticentes a la hora de participar.

A pesar de ello, ha asegurado que el hecho de que los adultos quieran participar o no, no le impide sacar información de ellos, ya que “si entran en el juego, están ofreciendo más información que la que igual verbalmente no quieren contar y, en caso de que el adulto no lo quiera hacer, ya me está contando como es su predisposición a los cambios”.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD