03-07-2019 / 15:40 h EFE

Las forenses del caso de la mujer acusada de tirar el cadáver de su pareja al mar en un bidón en Gran Canaria, han descartado que la causa del fallecimiento fuera un accidente al caer contra el escalón del baño, tal como ella asegura.

El equipo forense ha presentado este miércoles el informe de la autopsia, que determina que la víctima, Daniel Ceballos, estaba muerto antes de ser lanzado al mar en el interior de un bidón.

El cuerpo presentaba tres heridas de arma blanca y un golpe contundente en la parte posterior de la cabeza, además de un corte en el antebrazo y los dedos de la mano izquierda amputados, que podrían corresponder a heridas defensivas.

Asimismo, la parte posterior del cráneo presenta una lesión que provocó un traumatismo craneoencefálico en la víctima, que "puede haber provocado la muerte", y que se corresponde "con un golpe contra una superficie lisa, posiblemente contra el suelo o contra una pared".

También tiene dos cortes en la parte posterior de la espalda, "superficiales y no mortales", y "uno más profundo y claramente de arma blanca en la axila" de 2,5 centímetros.

Las forenses consideran que la muerte por sumersión "queda descartada" y que la "evolución asimétrica de la putrefacción" evidencia que las heridas en el antebrazo y la amputación de los dedos de la mano izquierda "no son producto de la acción de animales" al estar en el mar, sino "de una acción defensiva".

En sus conclusiones las forenses determinan "varias heridas de arma blanca, heridas defensivas, y la posibilidad de una pelea con una o varias puñaladas y un posterior golpe contra el suelo fruto de una caída o de ser empujado".

En cuanto a la fecha de la muerte, el equipo forense considera que sucedió entre el 23 y el 28 de abril.

Los testigos la encuadran entre el 26 de febrero y el 4 de marzo, algo que las forenses también creen "perfectamente posible", pues "un bidón es un medio de conservación que puede haber alterado los tiempos de descomposición y putrefacción del cadáver", por lo que "desde 21-28 días para atrás no se puede determinar una fecha cerrada", que podría ser "de varios meses".

Asimismo, los agentes que realizaron la inspección de la vivienda han declarado que se detectaron "restos de sangre en varios puntos del domicilio", como el fregadero, el suelo de la entrada, el salón, la entrada al baño, el escurridor del cubo de la fregona, y el suelo de uno de los dormitorios, así como en toallas encontradas en una bolsa de basura, que corresponden al ADN del fallecido.

Por otra parte, el examen psicológico a la acusada descarta "cualquier patología mental que pueda alterar su comportamiento" o "síntomas psicóticos", ya que tiene "la capacidad intelectual y cognitiva conservada".

El informe considera a la presunta asesina "una persona fría, que no muestra sentimiento, de tipo controlador y falto de empatía", que cree ser una víctima y alega que lo sucedido es fruto de un accidente.

Además, "cae en contradicciones" y "usa la mentira de forma instrumental para su propio beneficio" cuando se la confronta, según el examen psicológico.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD