01-07-2019 / 19:40 h EFE

El empresario Miguel Ángel Ramírez ha manifestado al Tribunal Superior de Justicia de Canarias que el juez Salvador Alba le dijo en su despacho que quería acabar con la carrera de su compañera Victoria Rosell y que él se prestó "al juego" porque lo había amedrentado de forma "mafiosa".

"Me dijo que quería cargarse a esa hija de puta, a esa cabrona. Eso es lo que se escucha en la grabación. Quería acabar con su carrera judicial y con su carrera política", ha señalado Ramírez, el testigo que aportó la grabación sobre la que giran ahora buena parte de las razones por las que la Fiscalía solicita que el juez Salvador Alba sea condenado a diez años de cárcel por cuatro delitos.

Ramírez ha alegado que cuando Alba lo citó a una reunión en su despacho, extraoficial, sin su abogado, decidió tomar "medidas de autoprotección", como la de llegar una grabadora camuflada como una llave de coche, e intentó seguir el juego a su interlocutor, un juez que lo había amedrentado con prácticas "propias del Chicago de los años treinta". "Una auténtica mafia", ha enfatizado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD