01-07-2019 / 16:00 h EFE

Ya cuentan con él dos autobuses de la empresa Alsa y diez de los que dan servicio a la empresa Petronor en el País Vasco. Se trata de un "asiento salvavidas", diseñado por un ingeniero español, respaldado por la Comisión Europea, homologado y que reduce en un 70 por ciento los tiempos de rescate en caso de accidente.

Una de las empresas adjudicatarias del servicio de transporte discrecional en Mallorca también lo introducirá.

Lo que podría traducirse en un reducción a la mitad del número de muertos y heridos graves en los siniestros en este medio de transporte que, en todo caso, es el más seguro en carretera, con 12 fallecidos el pasado año tanto en vías urbanas como interurbanas.

Es el sistema E-Rescue que hoy se ha presentado en la I jornada sobre seguridad en los autobuses, patentado por una empresa española y que ha contado con el respaldo en esta jornada del director general de Tráfico, Pere Navarro; del fiscal coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, y de la presidente de la asociación de víctimas Aesleme, Mar Cogollos.

Un sistema que consiste en la instalación de un equipo de inmovilización y extracción de víctimas en cualquier tipo de asiento de cualquier autobús homologado.

Así, bajo el asiento, como ocurre en los aviones, se coloca una bolsa con todos los elementos necesarios para inmovilizar al herido en su propia butaca, además de contar con un anclaje que permite liberar el asiento con la víctima para trasladarlo directamente a la camilla.

Con ello, se puede reducir a 30 minutos el tiempo de evacuación de un ocupante del autobús, frente a las dos horas actuales.

Todo ello lo ha explicado su inventor, el ingeniero Sergio de Rico, que ha relatado cómo un accidente de un autobús de su colegio, en el que murieron algunos compañeros cuando el tenía 11 años y su trabajo de técnico de UVI móvil en el servicio de emergencias sanitarias Summa 112 le marcaron hasta el punto de ponerse a idear ese proyecto.

Ya se han hecho simulacros con Protección Civil, el Summa y Bomberos para probar este nuevo sistema, que tiene un coste de 10.000 euros por autobús de 55 plazas pero que, según Rico, puede amortizarse en tres años con 3 céntimos de euro por billete.

Además de las empresas que ya han instalado este sistema, otras se han puesto en contacto y algunas ya lo han introducido en la presentación a concurso público e, incluso, han salido adjudicatarias, como ha ocurrido en Baleares.

Pere Navarro, que ha clausurado la jornada, ha valorado este sistema y ha aprovechado para hacer un "homenaje" al cinturón de seguridad, que cumple 60 años y que "después de la penicilina, es el que más vidas ha salvado".

Cumplen este año también seis décadas de vida, ha recordado Navarro, la DGT y la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD