28-06-2019 / 23:30 h EFE

La crisis migratoria que padece México impregnó buena parte del homenaje al exilio español en la Cámara de Diputados de este viernes, y desató un intenso debate porque algunos legisladores denunciaron que los republicanos que huían del franquismo recibieron un trato mucho mejor que los actuales migrantes.

El objetivo de esta sesión, que finalizó con el descubrimiento de una inscripción con letras de oro en el muro de honor, fue reconocer las acciones llevadas a cabo por México entre 1936 y 1939, así como rememorar las aportaciones de los exiliados españoles al país latinoamericano, según explicó Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Cámara baja.

"Millones de personas en el mundo viven vidas mutiladas. Ahora les llamamos migrantes pero son exiliados. Hoy los centroamericanos que intentan evadir la violencia y la miseria acuden a México y les recibimos con soldados ante amenazas de un régimen extranjero, como nunca en nuestra historia", manifestó Verónica Beatriz Juárez, diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

En los últimos días, la trágica muerte de un padre salvadoreño, Óscar Martínez, y su hija Valeria, al tratar de cruzar la frontera a EE.UU. por el río Bravo ha acaparado la atención de medios de comunicación de todo el mundo a partir de una fotografía que refleja la desesperación de los migrantes centroamericanos que tratan de llegar a Estados Unidos.

"Nuestro país no debe ignorar lo que esta pasando. (...) Son más las similitudes que las diferencias y el exilio español nos recuerda la fortaleza de nuestros vínculos humanos, mucho más fuertes que los comerciales", reclamó el diputado del Partido Acción Nacional (PAN) Felipe Fernando Macías.

Actualmente el país, encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, aplica un plan migratorio que pasa por endurecer la vigilancia fronteriza tras llegar a un acuerdo con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para evitar la imposición de aranceles.

En entrevista con Efe, la directora general de la organización Sin Fronteras, Ana Saiz, explicó que se aprecia un "contraste notable" entre cómo se está conmemorando el 80 aniversario de la llegada de hasta 25.000 españoles a costas mexicanas y el tipo de política migratoria que se está llevando a cabo.

"El discurso podría ser similar pero las políticas son diferentes. La imagen de los barcos llegando a Veracruz contrasta con la imagen de Óscar y Valeria", matizó Saiz.

Para la experta, el rumbo que está tomando la política migratoria en México responde claramente a la presión de Estados Unidos por la cercanía de las elecciones.

Aún así, "no se entiende el viraje del discurso", comentó Saiz, quien también opinó que México ha sido al menos desde hace diez años un país para migrantes de paso, al contrario de lo que está manifestando el gobierno mexicano sobre que sí acogerán a refugiados pero no será un país de tránsito hacia Estados Unidos.

"Representa un doble discurso: quieren respaldar un discurso de derechos humanos pero llevan a cabo una política de mano dura", sentenció la activista.

Durante el evento de conmemoración, tomaron la palabra tanto diputados como personas relacionadas de alguna manera con el exilio español no solo para relacionar lo sucedido en 1939 con la situación actual, sino también para dar valor a la actuación del Gobierno mexicano de Lázaro Cárdenas (1934-1940) y agradecer a los españoles su aportación a México en todos los sentidos.

"Quién les iba a decir a estos refugiados que tenían la idea de que su pisada no dejaba huella, que iban a tener esas letras de oro acompañadas por héroes nacionales. La palabra gracias de solo dos sílabas, puede significar mucho pero ahora se queda incluso corto", expresó María Luisa Capella, educadora e investigadora del exilio español.

Javier Garciadiego, presidente de la Academia Mexicana de Historia y miembro del Ateneo Español de México, aseguró que el exilio republicano español es "uno de los principales procesos históricos del siglo pasado mexicano".

El primer buque en llegar al puerto de Veracruz el 13 de junio de 1939 fue el Sinaia y luego lo hicieron los barcos Libertad, Nyassa, Ipanema y Mexique repletos de exiliados españoles.

En estos buques, se calcula que un 25 % eran intelectuales que huían de un régimen que no les dejaba desarrollar su aprendizaje y su profesión, al igual que el resto, desde abogados hasta obreros pasando por médicos o amas de casa.

"¡Viva la República!", corearon algunos de los diputados que salieron a la tribuna.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD