28-06-2019 / 13:20 h EFE

Carmelo del Pozo, director deportivo del RC Deportivo, ha ofrecido este viernes una amplia rueda de prensa para analizar la temporada que acabó con el equipo gallego en Segunda División después de que se frustrara el ascenso en la final del playoff y en ella justificó que el técnico José Luis Martí no siga al frente de la plantilla.

El responsable del área deportiva del club gallego agradeció el "trabajo" del preparador balear, que cogió las riendas del equipo en abril tras la destitución de Natxo González, aseguró que "conectó bien con la gente y el equipo hizo un buen trabajo y compitió bien", pero la "desilusión" con que acabó la temporada suponía "empezar la temporada desde menos tres".

Fueron esas "dudas" las que motivaron la no renovación del contrato del entrenador mallorquín, que habría seguido enrolado al club de forma automática si hubiera conseguido el ascenso a LaLiga Santander.

Se le escapó en el partido de vuelta de la final de la promoción de ascenso, en el que dilapidó ante el Mallorca los dos goles de renta con los que había viajado a la isla.

Esa eliminatoria, a juicio de Del Pozo, resume la temporada porque ha tenido "momentos con buen juego, otros de peor juego, decisiones arbitrales, situaciones desgraciadas como el susto de Álex Bergantiños (tuvo que ser intervenido de una rotura en el labio inferior), lesiones como la de Somma o jugadas que pueden marcar el éxito o el fracaso", indicó.

"Se ha estado hasta el final luchando por ascender, que era el objetivo marcado. Poner una calificación es muy complicada, por quedarte a 40 centímetros (en alusión a un remate en el tiempo de descuento) no puedes considerarla mala. Tenemos que ser más regulares. Los más regulares han ascendido", arguyó.

El club ahora trabaja a "contrarreloj" para cerrar el sustituto de Martí y, en este sentido, Carmelo del Pozo indicó que "solo se ha hablado con uno a día de hoy" y no ha dado su nombre.

"En la primera llamada que hice a ese entrenador la predisposición fue brutal", manifestó el director deportivo, quien comentó que el nuevo técnico "se va a encontrar una dinámica positiva, un ambiente nuevo, roles claros en el vestuario" y, en definitiva, "una base buena sobre la que trabajar y crecer".

El que llegue, será su tercer entrenador, el décimo del equipo desde 2014, y Del Pozo reconoció que "el club no puede ir a impulsos" a la hora de tomar decisiones porque "las calmas y los tiempos son importantes".

"Nos levantamos todos rápido de un golpe muy duro (el descenso) y ese golpe nos tiene que hacer crecer, evolucionar y mejorar de los errores que hemos cometido todos", dijo.

Sobre el estilo de juego, recordó que en "Segunda División hay que competir, ser duro, intenso, no dar un balón por perdido, vivir del balón parado" y eso ha quedado demostrado "con os tres que han subido".

"Si no tienes músculo económico para tener diez jugones, no puedes jugar a ser jugón", aclaró Del Pozo, quien dejó claro que "lo importante es levantarse de estas situaciones duras" como la de continuar en Segunda División.

"Hay que arrancar, ser positivos. Todos deseábamos otro escenario, pero no podemos hacer más que levantarnos", declaró en su comparecencia en el Estadio Abanca-Riazor.

El Deportivo tendrá que afrontar la temporada con una importante reducción en el tope salarial ya que ahora la ayuda por el descenso es menor que en el curso 2018/19 y, según explicó el responsable deportivo, sigue teniendo algunas amortizaciones pendientes de cuando estaba en Primera División.

De hecho, indicó que aunque en la campaña que acaba este domingo el Deportivo partía como el tercer máximo tope salarial, lo cierto es que "un tercio" de la cantidad correspondía a gastos de las temporadas anteriores, por lo que tuvo que manejar una cifra "de algo más de once millones" con "tres o cuatro contratos altos del año anterior".

Del Pozo señaló que cuando llegó al equipo hace un año se encontró un equipo "desestructurado" tras el descenso, con "jugadores a disgusto" y se congratuló de haber confeccionado una "plantilla muy implicada", aunque también hizo autocrítica, sobre todo en el diseño del centro del campo y admitió que el mercado invernal pudo ser mejor.

Además, reveló que ahora se ha encontrado en la plantilla con "gente que tenía cuatro equipos de Primera División" detrás y que "estaba esperando para quedarse" en el Deportivo.

"Hemos sembrado unas bases que no nos han llevado al éxito total pero que se tienen que seguir manteniendo", explicó sobre la comunión que hubo con la afición en los últimos partidos.

También indicó que de los 20 jugadores que el Deportivo tiene con contrato, va a intentar quedarse con los que considera "importantes" y no va a dejar "salir por salir" a nadie, si bien matizó que "lógicamente va a haber cambios" y aclaró que tendrá que "reorganizar la situación" con los que tienen los salarios más altos y contar con "recambios preparados".

"He hablado con todos, cada uno sabe su situación personal, y tienen que ser los que decidan si entienden que pueden estar en el escenario económico actual del Deportivo", apuntó.

Asimismo, señaló que "la ventaja respecto al año pasado es que con 20 jugadores se puede trabajar mucho más".

"La columna vertebral está hecha y se trata de reforzarla con jugadores con hambre" y que aporten "intensidad".

Respecto a los que sean incorporados, indicó que "van a ilusionar por lo que hacen, por su compromiso y trabajo".

Del Pozo recordó que esta temporada ha sido también complicada porque hubo dos procesos electorales en el Deportivo y pidió a la afición, pero también a los que han estado involucrados en las elecciones, que den "margen a la gente para que trabaje" porque, si se sigue "generando inestabilidad", eso llega al club y a los jugadores.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD