27-06-2019 / 14:30 h EFE

El órgano de la iglesia barroca de San Francisco, el único instrumento de este tipo que se conserva en Lorca, está siendo restaurado para reparar los daños que le causaron los terremotos del año 2011 que le provocaron la rotura de los tubos interiores, de los fuelles, de las válvulas y los resonadores.

El maestro organero portugués Dinarte Machado y cuatro ayudantes esperan culminar los trabajos este domingo, según ha explicado durante una visita de supervisión al templo que ha realizado este jueves el director general de Bienes Culturales, Juan Antonio Lorca, cuyo departamento autonómico financia la operación con una subvención de 12.000 euros.

El dinero forma parte del Plan Director del Patrimonio Cultural activado tras los terremotos y que ha supuesto hasta ahora una inversión de 24 millones de euros para recuperar los monumentos y bienes históricos dañados por los temblores de tierra.

En el caso del órgano, estos trabajos de reparación tras los seísmos se suman a los que Machado ya realizó durante cinco años, entre 2004 y 2009, con un coste de 180.000 euros para la rehabilitación integral de este valioso instrumento, construido en la primera mitad del siglo XVIII y que está compuesto por más de 2.000 piezas.

El de San Francisco es el único ejemplar que se conserva del importante patrimonio organístico con el que contó la ciudad ya que la mayor parte de los órganos desaparecieron de las iglesias lorquinas en la primera mitad del siglo XX.

El municipio llegó a contar con dos órganos en la Colegiata de San Patricio y también las iglesias de San Pedro, Santo Domingo y San Mateo poseyeron órganos ibéricos barrocos.

El órgano de San Francisco fue construido en la primera mitad del siglo XVIII, en torno a 1740, por un organero anónimo con influencias de la escuela de Matías Salanova, importante representante una saga de organeros levantinos, que trabajaron en Alicante y Murcia, entre cuyas obras se encuentran los órganos de la catedral de Orihuela y el del convento de Santa Ana en Murcia.

Este complejo es único en el mundo, al disponer en su iglesia de seis órganos, de características similares al de la iglesia de San Francisco, colocados por parejas y situados en las dos alas del crucero y en los dos lados de la cabecera del templo.

El de san Francisco es un ejemplo claro de la organería española del siglo XVIII, que como característica principal tiene la división del secreto en dos partes, lo que permite que con un solo teclado se puedan hacer juegos de timbres en los que parece que haya más de un teclado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD