26-06-2019 / 15:30 h EFE

Casi el 27 por ciento de las víctimas del terrorismo sufre trastornos por estrés postraumático 22 años después del atentado, según se ha puesto hoy de manifiesto en la presentación de una guía para una atención de calidad a este colectivo.

Se trata de un manual destinado a todos aquellos profesionales, desde agentes de las fuerzas de seguridad a miembros de los servicios sanitarios y de emergencia o psicólogos, que tengan contacto directo con las víctimas.

Han sido el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, y el presidente del Consejo General de la Psicología, Francisco Santolaya, los encargados de presentar esta guía, que han confeccionado las entidades que dirigen ambos y que ya ha sido traducida al inglés y en breve lo será al francés a petición de países europeos.

Precisamente, para "aminorar" el dolor de las víctimas, como ha dicho Marlaska, y para que las secuelas psicológicas no perduren tanto, se ha editado esta guía, que incluye pautas básicas de atención, tanto en los primeros días posteriores al atentado como mucho después.

Durante el acto ha intervenido también el psicólogo y profesor Jesús Sanz, quien ha resaltado la importancia de ofrecer un trato adecuado a las víctimas, porque a veces, "y sin quererlo", se cuestiona su credibilidad y su salud mental.

Como ejemplo, ha citado los juicios a los que tienen que asistir como testigos. Reviven el atentado y supone "una exposición incontrolada que aumenta su ansiedad y angustia".

Sanz ha hecho hincapié en el impacto de los medios de comunicación y de las redes sociales, donde se vierten algunos mensajes que simpatizan con los terroristas, se filtran datos de la intimidad de las víctimas o se difunden imágenes macabras. Todo ello, ha apostillado, provoca dolor.

Y lo provoca también el entorno social, porque existen grupos que apoyan el terrorismo, ciudadanos que aíslan a las víctimas, población que las trata con indiferencia o compañeros de trabajo y jefes que les recuerdan que tienen "una ganancia secundaria" con la indemnización o les reprochan "no ser suficientemente fuertes" para superar el trauma, ha explicado Sanz.

Este experto ha aportado algunos datos, como que el 26,8 por ciento de las víctimas en España sufre trastornos psicológicos 22 años después, sobre todo porque no han recibido una atención continuada. En el ámbito internacional, el 18 % también los padece 5 años después de la acción terrorista.

Sanz ha hecho referencia también a la victimización secundaria de la víctima y se ha valido de un estudio realizado en el País Vasco para aportar algunos datos, como que el 69 % de las víctimas dice sufrir aislamiento, el 74 % se sienten amenazadas, el 79 % humilladas o despreciadas y el 90 % estigmatizadas.

Marlaska, por su parte, ha valorado la guía, un proyecto largamente "anhelado" por el Ministerio y que ayudará a comprender la situación de las víctimas, sus necesidades y sus reacciones más comunes. En suma, a saber estar con ellas, a acompañarlas y a ayudar.

Por su parte, Santolaya ha resaltado la colaboración del Colegio del Consejo que preside con el Ministerio del Interior y ha dicho que gracias a ella se puso en marcha una Red nacional de psicólogos para la atención de las víctimas integrada por 234 profesionales que dan cobertura a todo el territorio nacional.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD