25-06-2019 / 20:21 h EFE

Un sistema de sirenas incluido en el plan de emergencia de las presas del entorno del parque natural del Lago de Sanabria avisará si se produce alguna amenaza que ponga en riesgo la seguridad de las personas en la zona, como ocurrió en 1959 con la rotura de una presa que acabó con la vida de 144 personas.

El correcto funcionamiento de los sistemas de alerta a la población lo ha comprobado este martes la delegada del Gobierno en funciones en Castilla y León, Mercedes Martín, en una visita que ha realizado a la zona, según ha informado la Subdelegación del Gobierno en Zamora en un comunicado.

Mercedes Martín ha asistido a los ejercicios anuales de entrenamiento de la implantación del plan de emergencia de las presas de la sierra de Moncabril.

Para comprobar su correcto funcionamiento, al mediodía y previo aviso a la población de que se trataba de un simulacro, han sonado las sirenas de alerta las presas de Puente Porto, Playa, Garandones, Cárdena y Vega de Conde.

las sirenas se han dejado oír en el municipio zamorano de Galende, especialmente en los pueblos de Ribadelago Viejo y Ribadelago Nuevo, que se encuentran en el área inundable en la primera media hora en una hipotética rotura de alguna de las presas.

En la zona hay instaladas ocho sirenas de alta potencia que han funcionado perfectamente cuando han sido activadas dentro de este ejercicio de comprobación.

La prueba la ha realizado el Gobierno de España, a través de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias y de la Confederación Hidrográfica del Duero; la Junta de Castilla y León, y la empresa Endesa, con el fin de acrecentar las garantías y la seguridad de estas infraestructuras.

El director del Plan de Emergencias, Rafael Armas, de la empresa Endesa, ha explicado que se ha comprobado que las sirenas se han escuchado con un nivel de sonido que ha superado los 70 decibelios en toda la zona inundable.

Este tipo de pruebas se realizan en junio porque es ya una época estival en la que aún no hay muchos turistas y tampoco suele llover, lo que evita que el simulacro genere una alarma excesiva entre las personas que escuchan las sirenas y no saben que se trata de una comprobación.

El plan de emergencias contempla además los procedimientos a seguir en el supuesto de que se produzcan incidencias en el normal funcionamiento de las presas.

La comarca zamorana de Sanabria es especialmente sensible a posibles catástrofes de este tipo por lo ocurrido el 9 de enero de 1959, cuando la rotura de la presa de Vega de Tera de madrugada hizo que el agua arrasara la localidad de Ribadelago y fallecieran 144 de su 532 vecinos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD