25-06-2019 / 18:21 h EFE

Las elevadas precipitaciones y la inestabilidad atmosférica redujeron en 2018 los episodios de contamuinación en Castilla y León hasta mejorar de forma importante la calidad del aire por debaje del límite legal, pero por encima de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En 2018 se produjo una reducción de los niveles de contaminación de partículas en suspensión, dióxido de nitrógeno y dióxido de azufre, hasta recuperar la tendencia a la baja iniciada en 2008 al comienzo de la crisis económica, según el informe "La calidad del aire en el Estado español", elaborado por Ecologistas en Acción.

La contaminación producida desde las principales capitales, autovías, autopistas y centrales térmicas situadas en el norte de las provincias de León y Palencia ha afectado a las zonas más alejadas en forma de ozono troposférico, según las conclusiones de ese informe que en el caso de Castilla y León ha sido elaborado con los datos aportados por cinuenta y cinco estaciones de control.

El invierno y el otoño resultaron especialmente húmedos, lo que contribuyó a dispersar el dióxido de nitrógeno, el agente contaminante más frecuente durante esta época, mientras que durante el verano fue caluroso y las elevadas temperaturas mantuvieron al alza los niveles de ozono.

En cuanto a los niveles máximos tolerados para la protección de los cultivos agrícolas y los ecosistemas naturales, la superficie expuesta por encima de la normativa fue de 19.000 kilómetros cuadrados, principalmente en las zonas sur y este de la comunidad autónoma.

Tomando como referencia los valores máximos recomendados por la OMS, el informe revela que en algún momento todo el territorio de Castilla y León prácticamente respiró aire no sano.

Ecologistas en Acción ha recordado que los planes para la mejora de la calidad del aire son de obligado cumplimiento según la legislación vigente, y denuncia que en el caso del ozono la Junta de Castilla y León "lleva varios años omitiendo la elaboración y aplicación de dichos planes en determinados territorios".

Estos son, según la organización ecoogista, las zonas de Salamanca, Valladolid, Duero Norte y Sur, Montaña Sur, valles del Alberche y del Tiétar, y áreas sur y este de Castilla y León.

Para esta organización, ese supuesto incumplimiento de la administración autonómica "está poniendo en peligro la salud de 1,7 millones de castellanos y leoneses, así como de una quinta parte de los cultivos y bosques de la región", según una nota informativa distribuida este martes.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD