23-06-2019 / 12:30 h EFE

El Gobierno de la Región de Murcia exigió esta semana al ministerio para la Transición Ecológica "una defensa firme" del actual modelo de reutilización del agua depurada para uso de riego frente a la nueva normativa europea que se está tramitando y que dificultaría tal posibilidad.

El consejero de Agua y Agricultura en funciones de la Región de Murcia, Miguel Ángel del Amor, ha advertido de la presión que están ejerciendo países como Alemania, Eslovaquia o Dinamarca para modificar la actual normativa, que de aprobarse tal propuesta, la Región de Murcia sería la comunidad más afectada.

Actualmente se reutiliza en Murcia el 98 por ciento del agua que se depura y Murcia desea mejorar el borrador actual que se tiene en la Unión Europea pero sin llegar a los extremos que exige Alemania.

"No podemos consentir que los 105 hectómetros cúbicos que ponemos a disposición de los regantes cada año se pongan en cuestión con esta normativa por la presión de países como Alemania, Eslovaquia o Dinamarca, que pretenden modificarla", recalcó.

Desde que se creó la Ley de Saneamiento y Depuración en el año 2000 se han aportado 1.575 hectómetros para regadío a coste cero para los regantes de la Región de Murcia, señaló.

El Gobierno regional quiere fomentar la reutilización del agua con las mayores garantías "tal y como venimos haciéndolo mostrando nuestro modelo a representantes de países que vienen a la Región a conocerlo", recordó Del Amor.

La normativa que pretende alemania obliga a mantener de manera continua una concentración muy baja de la bacteria E. coli en el efluente de la depuradora, diez veces inferior al actual, y si ese agua depurada se mezcla por ejemplo con agua de río, que tiene una concentración de manera natural superior, imposibilitaría su uso de riego agrícola.

En la Unión Europea ha surgido desde hace unos años cierta preocupación a los microorganismos patógenos en el agua regenerada, especialmente en países que carecen de problemas de falta de agua y que no utilizan el agua depurada para riego pero que adquieren productos hortofrutícolas de países que sí lo hacen como España.

España es uno de los pocos países que tienen una legislación propia que regula esta actividad, siendo Murcia un referente internacional en la materia, abocado a emplear tal solución por el déficit estructural que padece en materia hídrica.

Por otro lado, el probable origen de la postura alemana haya que buscarlo en la crisis alimentaria de 2011 por un brote de Escherichia Coli ocurrido en aquel país en la conocida como "crisis del pepino".

El 26 de mayo de 2011 la ministra de la ciudad-estado de Hamburgo aseguró que el brote se debía a la presencia de la bacteria en pepinos procedentes de España, si bien tuvo que ser la propia Comisión Europea la rechazase tal acusación días después y todavía a día de hoy no está claro lo que ocurrió entonces, pero diversas investigaciones apuntaron a brotes de soja alemanoes como los causantes.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD